viernes, 4 de diciembre de 2015

El lado bueno de las ETIQUETAS


Esta vez voy a escribir por tantas personas que han escuchado una frase muuuuy famosa, quizá demasiado: "¡No lo etiquetes!"

Probablemente existirán mamás que querrán el "título" de Alta Capacidad para sus hijos, no voy a decir que no porque no vamos a generalizar, pero vamos a ponernos en un caso de esos que tanto gustan y que llamaremos "NORMAL", de una mamá que lo único que quiere es saber qué pasa con su hijo para poder ayudarle, entenderle y estar atenta a los problemas que puedan venir si es que no han llegado ya, cosa más habitual todavía en ese "caso normal" (que de hipotético tiene poco)

En más de una ocasión he dicho que es muy difícil para una madre decirle al maestro o maestra de su peque que el niño se aburre en clase, y cuando llega ese caso, lo "normal" también puede ser que haya habido auténticas luchas en casa para llevar a ese niño al cole, y cuando digo auténticas luchas hablo de verdad, de hecho, a mi hijo lo he sacado en calzoncillos de casa cuando iba a infantil para llevarlo al cole (no a la calle pero sí al coche que estaba en la cochera y ahí se ha vestido cuando ha visto que arrancaba y salíamos). En mi caso, aun con todo eso, la maestra no llegó a saber de esas batallitas, es más, en aquel momento ya quería el orientador hacerle las pruebas porque su hermano había sido identificado y era yo la que le pedía que esperase. ¿Quién le puso la etiqueta??? Responderé más tarde porque primero quiero poner otro ejemplo.

Hace unos años mucho de los niños y niñas que usaban gafas eran llamados "gafotas" o "cuatro ojos" ¿no es cierto? ¿Y....?? ¿Algún padre recibió como respuesta ante los "posibles" poblemas de visión de su hijo algo así como:

- Es pronto aún, yo te aconsejaría esperar por si se le pasa. Además luego vienen los problemas porque le etiquetan y en lugar de solucionarlo será peor


Sorprende la respuesta y nadie la esperaría ¿verdad? Vamos, a nadie se le ocurriría decirle eso a otra persona. A la menor duda iríamos o nos enviarían al especialista para salir de dudas y, una vez allí, identificarían si hay o no problema de visión y, en caso de que lo hubiera, se vería qué tipo de problema es (miopía, astigmatismo, etc...) para darle la solución más adecuada. Es decir, no a todos los niños que necesitan gafas les sirven las mismas.
Pongámonos en una situación más grave y adulta y conste que sé de lo que hablo porque he visto muy de cerca casos así. Imagina que empiezas a sentirte mal, decaído, cansado, deprimido y vas al médico, aquí tienes un poco de suerte porque vas tú solito. TE ESCUCHAN (lo pongo en mayúsculas porque aunque son pocos los casos alguno se da en que ni siquiera le escuchan con lo que luego se preguntan por qué esos padres no confían en el maestro/a) y, en principio te diagnostican depresión. Pasa un tiempo y, aunque te han puesto un tratamiento, tú sigues encontrándote mal pero, como las depresiones no se pasan de un día para otro ESPERAS un poco más...pero aquello no se soluciona y un día, quizá por urgencia, descubres que en realidad lo que tenías era cáncer. Quizá hayas tenido la suerte de llegar a tiempo...o quizá sea tarde para tomar las posibles soluciones.

Y me diréis: "Es que ¡vaya ejemplos! Yo creo que te has pasado un poco ¿no?" Un amigo me dice que es que soy un poco "hardcore", la "coacher hardcore" me llamó, y podéis tomarlo así si queréis y sobre todo si sirve para que alguien más reaccione.

Seguramente muchos profes de secundaria habrán visto los problemas de los niños de Altas Capacidades en el instituto, algunos quizá no han querido verlos pero otros me lo han dicho directamente, incluso hubo alguno que me decía que los padres no deberíamos estar solos en esta lucha y que no la dejáramos ( a ellos les pediría ayuda porque esto es muy cansado solo para los padres que tienen que batallar como pueden con sus hijos, con el sistema, con los profes, con otros padres, con la familia....) y una posible, yo pienso que la mejor manera de ayudar a esos niños es sabiendo desde lo más pronto posible qué les pasa y qué necesitan. Quizá no necesiten más, simplemente que estemos atentos, que les ayudemos a creer en ellos, pero no es lo mismo "obligar" a estudiar a un niño que no quiere hacerlo o no puede porque necesita más horas que hacerlo con uno que lo aprende al vuelo pero no sabe estudiar cuando lo necesita (TODOS ACABAN NECESITANDO ESTUDIAR, INCLUIDOS LOS SUPERDOTADOS) Lo pongo entre paréntesis y en mayúsculas, sé que es poco lógico pero sé que a muchos les costará creerlo y parece que habré acabado de descubrir la pólvora, en fin...

Con todo esto ¿qué hay de malo por querer saber qué pasa con nuestros niños? Al fin y al cabo, según las estadísticas más altas, sólo serían un 15% ¿Qué hay de malo en querer estar preparado antes de que los problemas puedan llegar o ser más graves?

No se trata de poner etiquetas como tantos dicen, se trata de poner un nombre a una diferencia que está ahí, guste o no, asuste o no, una diferencia que quizá no entienda esa persona que habla de etiquetar. Nadie duda en etiquetar de superdotado a un niño que destaca exageradamente en algún aspecto y la palabra tabú "superdotado" sale automáticamente y sin problema de las bocas de todo el mundo y eso, eso es en realidad la etiqueta ¿sabes por qué? Porque precisamente los superdotados no son solamente esos niños y niñas y, tooooooooodos los demás que existen, que se ocultan, que se esconden y disimulan porque sufren y no son como esos que todo el mundo llama "superdotados" no pueden ser etiquetados así por lo que puedan decir los demás. Eso no ayuda a nadie. Nadie tiene que ocultar sus capacidades, su personalidad, sus defectos ni sus virtudes y con ese comentario, ya estamos diciendo a esa madre que se avergüence y oculte la realidad de su hijo o hija.

Por eso yo me quedo con la parte positiva de las etiquetas, que sirven para "Iniciar un adecuado tratamiento en apoyo al niño, para dar la atención y soporte necesario y para evitar riesgos" y me tomaría la parte negativa como una alerta a evitar porque cuando los niños se están formando necesitan creer en ellos....que luego ya veis lo que pasa con los adultos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...