martes, 18 de marzo de 2014

El niño no fracasa SUFRE el fracaso

Esta tarde he podido asistir a una charla sobre el fracaso escolar. Una de esas típicas charlas tan interesantes a las que sólo asistimos cuatro gatos lamentablemente pero de las que se aprende mucho.

Tal y como dice el título trataba de cómo "sufren" los niños el fracaso escolar, porque ellos no fracasan, si lo hacen, siempre es por una razón y debemos averiguar CUAL es.

A ningún niño le gusta ser el último de la clase.
No les gusta que se les considere "vagos" porque les hace entender que son "malas personas"
Si se ríen de él, pensará que es un torpe.
Si le insultan sentirá rechazo.
Si le castigamos y reñimos, cosa normal ante un niño que "fracasa" se sentirá no querido e inútil.
Si le etiquetan, como el vago, el tonto que suspende, etc., se sentirá señalado.
Si le sacan fuera de clase para darle apoyo creerá que los demás pensarán que es tonto
Si se le sobreprotege crecerá débil.
Así que, "sino estudio, seré malo, pero no tonto". Es mejor ser malo que tonto ¿no?
Si le comparan crecerá sintiéndose menos que... e inútil, porque siempre nos comparamos en inferioridad ¿o no? Lo normal es que cuando te comparas con alguien, ese alguien siempre es mejor que tú, y así crecemos con esa sensación y nos compararemos siempre, pero desde la inferioridad.

Todo esto sería como la pescadilla que se muerde la cola, unas cosas llevan a las otras y las otras nos vuelven a la una. Si fracaso mi autoestima se verá mermada y si mi autoestima es baja fracasaré. Ambas se retroalimentan.

¿Qué pasa con los padres? ¿Qué solemos hacer ante el fracaso de nuestros hijos?

Lo normal es que sintamos frustración e impotencia ante ese fracaso, transmitiendo esa ansiedad a los niños.
Hay casos en los que se oculta el problema, se piensa que ya pasará y no se le presta atención, se "niega" el problema.
También podemos sentir enfado con el sistema, con el niño,...desesperación y culpa. Pero la culpa no sirve de nada. Lo que debemos es buscar soluciones. Si solamente nos sentimos culpables no haremos nada, sin embargo, si somos conscientes de nuestra "responsabilidad" actuaremos buscando soluciones.

Otra cosa que nos dijeron que no servía de nada eran los sermones. Y si lo piensas es cierto, ¿para qué sirven? En mi caso para repetirlos una y mil veces y por un oído me entra y por otro me sale.

A veces es bueno reflexionar, o que alguien nos de un pequeño toquecito así que nos haga pensar en lo que estamos haciendo para poder ser conscientes de nuestra parte de culpa también.

Debemos tener en cuenta que el niño NUNCA va a pedir ayuda porque no sabe qué está pasando y lo normal es que piense que él es el culpable. Por eso es importante detectar cual puede ser la causa de las dificultades del niño, y entre estas podemos establecer el siguiente listado:


1- Falta de concentración, TDAH (a veces se confunde y lo que existe detrás es una depresión)
2- Motivación
3- Trastornos de otro tipo como dislexias, discalculias, etc
4- Deprimido, falta de atención
5- Dificultades en la vista, el oído, etc
6- Baja autoestima
7- Habilidades sociales, inadaptación
8- Manipulador
9- Límites inteligencia (niños que están al límite por debajo)
10- Autismo
11- Hábito de estudio-rutina
12- Planificación. objetivos
13- Superdotación
14- Inteligente, capacidad de sacrificio, de trabajo
15- Problemas de alimentación
16- Adicciones (no sólo alcohol y drogas, también entrarían aquí televisión, videojuegos, móvil...)

Por otro lado los padres también pueden influir a la hora del fracaso de sus hijos:

1- Falta de normas
2- No presencia de los padres (puede ser por estar trabajando ambos)
3- Diferencia de criterio de los padres, lo que suele llevar a separaciones
4-Estado emocional= inseguridad, miedo, frustración
5- Enfermedades de los padres
6-Adicciones
7-Discusiones
8- Separaciones

No debemos confundir nunca la capacidad con la habilidad, como yo digo la capacidad es algo que tenemos, pero la habilidad hay que aprenderla.

No tratar el fracaso escolar de manera adecuada a su debido tiempo pueda dar lugar a un fracaso futuro mucho mayor e incluso a mayores problemas al sentirse uno menos de lo que es y de este modo llegar a la INDEFENSIÓN APRENDIDA, de la que os muestro un vídeo a modo de ejemplo:






Con todo esto, deberíamos estar atentos cuando hay fracaso escolar y buscar el origen, ¿por qué ha tenido lugar ese fracaso? Y empezar a buscar causa y soluciones desde el principio.

¿Qué problema se encuentran los superdotados? Falta de motivación porque les parece que los contenidos no les sirven para nada y sobre todo falta del hábito y la rutina de estudios, muy necesaria cuando los contenidos empiezan a aumentar en los últimos cursos de la secundaria y en el Bachillerato.

La verdad que se explicaron muchas otras cosas porque también se habló del acoso escolar, acoso que en muchas ocasiones es inconsciente y quien lo ve y se da cuenta del error puede corregirlo, pero podéis imaginar que si éramos pocos padres en la charla cuántos profesores asistieron a la misma :(

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...