sábado, 16 de abril de 2016

Los wombat

Durante la mesa redonda que se celebró en las pasadas jornadas de León, se habló de varios temas. Uno de ellos eran las metodologías que podrían servir para este alumnado y también se preguntaba si valdrían para el resto de los alumnos.
Hubo quién se enfocó más en la aceleración de materias y la flexibilización. Se habló también de la necesidad de contar con recursos para poder "cambiar las cosas", entonces yo recordé, y así lo dije claro, que mi hijo tuvo un maestro, en la escuela pública, y lo remarco para hacer notar, que era un maestro que no contaba con muchos recursos que digamos, todos sabemos lo que han sido y son los recortes, que daba su clase de una manera diferente. Un poco al estilo de los profes de Infantil, quizá se podría mirar a esa etapa educativa para cambiar algo las cosas. En educación Infantil, entre otros métodos, se trabaja por rincones. Quizá en primaria también podría hacerse esto en algún momento...podría no, SE PUEDE, este profe lo hacía. Tenía en su clase el rincón de la música, el rincón de los ordenadores que consiguió pidiendo a los padres teclados que no usaran, ratones que tuviésemos perdidos en un cajón, ordenadores viejos y algún papá que supiera cómo se podían aprovechar de alguna manera, portátiles sin batería pero que se podían enchufar a la corriente (colaboración familia-profe, más puntos ¿no?) Los deberes eran diferentes para cada alumno, y en clase, mientras él ayudaba a los que necesitaban refuerzo, los que iban más adelantados podían investigar en los libros, trabajar en proyectos entre compañeros buscando información en internet, etc...
Con todo lo que os estoy contando os daréis cuenta que no era magia lo que hacía, pero sí usaba su imaginación y creatividad para buscar recursos y soluciones. No todo el mundo tiene esa capacidad, pero ayudándose pueden surgir las ideas, y hoy en día muchos maestros y maestras comparten en blogs y webs sus trabajos y proyectos con lo que es más fácil conseguir ideas. Evidentemente cada uno tiene que probar y adaptar a sus circunstancias y a sí mismo. No todos somos iguales.
¿Sirven estas cosas para todos los alumnos?
Por supuesto. Rotundamente sí. Y lo digo porque lo he visto. Porque como dije en la jornada, de los padres de aquellos alumnos no creo que hubiera muchas quejas referentes a ese profe (siempre habrá alguna, es inevitable), al menos de la gran mayoría.
¿Qué descubrió mi hijo en sus clases?
En uno de los momentos en que pudo investigar libremente en el ordenador (y remarco de nuevo el libremente porque en otra ocasión le dejaban usar el ordenador al terminar pero para utilizar un juego preinstalado y sólo ese y nada más que ese, que además estaba por debajo de sus posibilidades, era aburrido y al final se trataba de repetir lo mismo de clase pero tecleando. Eso no es aprovechar los ordenadores en el aula, para eso no hacen falta) descubrió que existía un animalillo un poco especial: el wombat.


Imagen tomada de internet. Si alguien considera que vulnera los derechos de autor por favor contactar conmigo para poder eliminarla lo más pronto posible.
Los que estuvistéis lo recordaréis. Los wombat tienen de especial que sus caquitas, excrementos para ser más finos, son ¡¡cuadradas!!! ¿Os podéis imaginar la que se lió en aquella clase? Todos los compañeros empezaron a buscar caquitas de animales, incluso alguna madre después se quejó cuando su hijo entre risas le contó.
Pero esa madre quizá no supo ver que, gracias a no cohartar las ganas de investigar de mi hijo, lo que ese maestro había permitido tanto a mi hijo como al suyo era APRENDER, y lo pongo en mayúsculas porque eso sirvió de motivación para que, después de las risas, quisieran buscar más información sobre otros animales, les moviera la curiosidad de "descubrir" algo más. Además, cuando los niños están motivados y emocionados con historias desconocidas, divertidas e interesantes, seguro que es más fácil animarles a que hagan lo "obligatorio" y, también puede ser que incluso quieran hacerlo rápido y bien para que les dejen investigar más. Y también es seguro que lo harán con mejor humor y otras ganas ¿no?
¿Vale para todos los alumnos? Como dije antes sí.
¿Vale para los alumnos de altas capacidades?
Para responder a esta pregunta os contaré que, a ese maestro, le preguntaron que estaba haciendo a mayores con mi hijo para motivarle (Había profes que querían saber cómo ayudar a los demás alumnos de altas capacidades en el centro) y él les contestó: "Nada, la verdad es que nada. He estado pensando y le he preguntado a su madre pero parece que está bien y no necesita nada más" Y así era. Mi hijo no se sentía diferente, sino uno más de la clase, podía investigar y trabajar a su ritmo sin interrumpir a los demás, pero sin dejar de ser él mismo. Otros compañeros podían trabajar con él también y había tiempos en común para todos también claro. No puedo resumir en una entrada todo lo que un profe hace durante un curso como podéis imaginar, pero hay cosas que pueden hacerse, que pueden intentarse y probar, que pueden funcionar o no pero si no se intenta no podremos saberlo. Hay niños de altas capacidades diferentes completamente entre ellos también y quizá esto no les sirva, pero sino probamos ¿cómo podemos saberlo?
Por todo esto también era por lo que decía que los maestros están preparados a pesar de la poca formación en este tema y otros....pero esto lo dejaremos para otro día en el que, con tiempo, pueda explicaros porque todavía confío en vosotros y por qué sois tan importantes.

Aquí os dejo un enlace por si queréis saber más de estos animalitos o por si a vuestros hijos o alumnos les apetece conocerlos ;)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...