jueves, 17 de enero de 2013

Mis hijos no parecen superdotados

Mis hijos no parecen superdotados. Quizá ese sea el problema que tenemos, que los niños de altas capacidades no parecen niños de altas capacidades o, algo peor, que tristemente y después de tantos años, todavía no se sabe diferenciarlos.
Un niño con síndrome de Down, por ejemplo, es fácilmente distinguible a primera vista, por lo general. También es rápidamente reconocible un niño sordo, ciego...comienzan a ser más conocidos los niños autistas y, a veces, y digo a veces porque creo que estos casos están a medio camino todavía, en muchas ocasiones se puede reconocer un niño con TDAH o hiperactivo.
¿Qué pasa con mis hijos y todos los "muchos" niños superdotados o de altas capacidades que hay por ahí? Pues que seguimos pensando en los "empollones" que dice mi hijo, con gafas, chaleco de rombos y apartados en un rincón del patio en soledad y quizá estudiando las hormigas en lugar de jugar con el resto de los niños. Y, creo que, salvo contadas excepciones, nada más lejos de la realidad.
Dicen también que las mamás de estos niños son unas locas que están todo el día con libros en las manos y pensando miles de ideas creativas o, tonterías para muchos, para poder "entretener" a sus hijos unos minutos.
¿Qué puedo decir??? Que sí, que a veces me canso ya de leer libros sobre superdotación, creatividad, educación emocional, talentos, fracasos escolares.... que me canso de pasarme horas intentando averiguar que podría gustarles para que no se aburran y se pasen horas y horas frente al ordenador, la consola, dibujando obsesivamente o tocando la guitarra de manera compulsiva. Así que, perdón. Perdón por ser una mamá que se preocupa por sus hijos como el resto de las mamás, que les ponen un profesor particular si el niño no rinde, que les llevan a inglés para que aprendan bien el idioma que todos hablan (por si no lo sabéis el idioma más hablado en el mundo después del chino es el español), que se preocupan de conseguir un aparato especial para su hijo que no oye bien, que recorren médicos, psicólogos y especialistas buscando una posible solución para las carencias de sus hijos. ¿Acaso no aprobáis eso? Yo lo veo lógico y normal. Pues estas mamás hacen lo mismo con una dificultad añadida...o varias...
La primera, la superdotación sigue muy lejos de la gente, algun@s no creen en ella, otros imaginan lo que no es y algunos otros "esperan una gran actuación" ¿Una gran actuación? estaréis pensando. Sí, ese gran momento en que ese niño de altas capacidades te sorprenderá con un increíble cálculo matemático, con una frase histórica que cambiará el curso de los acontecimientos, con algo maravillosamente sorprendente...y de repente....ta-cháaaaan...Te encuentras un niño que se aburre en clase, que pasa de los profes, que viste de negro o con los pantalones caídos (grrrrrrrrrrr), que le gusta el heavy ¿el heavy???? Sí, a muchos niños superdotados les encanta el heavy. Ese niño con pinta de vago que desearía pirarse las clases porque le supera el aburrimiento, pero que si encuentra un profe motivador podría pasarse el día entero en sus clases y hasta viviendo con él pienso a veces. Seguro que si tu hijo (vamos a llamar normal) tiene un profe que le encanta, también le gustaría que le diera él todas las clases, la diferencia es que el mío tiende a obsesionarse y exagerar.
Incluso a veces, ese niño que suspende "porque le da la gana" que dirían, porque "el chaval valer vale, pero es un vago".
Todas las madres quieren lo mejor para sus hijos. Todas buscamos que estudien, que se esfuercen, que el día de mañana tenga una posición que les permita vivir con una cierta tranquilidad económica y, por eso se les anima a estudiar, y sino "valen" se les encamina a la Formación Profesional (cosa que siempre he visto mal porque creo que es una opción tan válida como la Universidad y además, me da la sensación de que bastante más práctica. Con la ventaja de que, además de terminarla con un "oficio" aprendido, todavía puedes dar el paso a la Uni) Cuando descubres que tu hijo, o tus hijos tienen Altas Capacidades, ese deseo comienza a convertirse en una responsabilidad. Podríamos decir que "sufres" un poco más pensando en las posibilidades que podría tener y que no quisieras que desperdiciara. Y cuando la economía no lo permite además, es uno de esos momentos en los que te gustaría tener más dinero para darle oportunidades...porque tristemente hoy en día, la mayoría de oportunidades hay que pagarlas.
Entonces estas mamás de nuevo, tienen que buscarse la vida y las maneras de que sus hijos aprendan a ver las cosas diferentes, aprendan a aprender por sus propios medios e intenten ver la manera de conseguir el día de mañana una vida que les deje tiempo para poder seguir siempre con lo que les gusta. Y yo, personalmente, trato de hacerles ver siempre, que nunca es tarde para aprender, que siempre se está a tiempo, que no hay prisa, pero tampoco lo dejen. Que no es necesario que en estos primeros años de su vida lo aprendan todo, poco a poco. Creo que estamos mal acostumbrados y pensamos que hay una edad para estudiar, una edad para trabajar y finalmente una edad para "no hacer nada". ¿Por qué no tratar de hacerlo todo siempre? Sí, lo sé...sobre todo en la edad de trabajar no hay apenas tiempo, pero se pueden aprender cosas más sencillas ¿no hemos aprendido a manejar las redes sociales que, aunque de la impresión de que llevan aquí toda la vida, es lo mismo que cuando nosotros creíamos que la tele había existido siempre?
Otro problema podría llamarlo "el cachondeo". ¿Superdotado? ¿Superdotado en qué? ¿Qué es eso?? Y el ver la cara de quien piensa : "Buenooooooo...veremos a quien me trae..un resabiondo listo y repelente" Y cuando lo conocen: "Halaaaaaa, pero si es majísimo. ¡Que va a ser superdotado!, es un chico listo y ya"
Al menos suele caer bien ¡qué suerte que no sea un antisocial! Sí, porque ya os he dicho que lo normal es que se piense que no tienen amigos. Pues entonces eso, mis hijos no parecen superdotados porque ¡incluso tienen amigos!!! Amigos de todas las edades, más mayores, más pequeños...no hay problema. Afortunadamente son queridos por niños y padres..incluso por los profes (aunque a veces  les toque desesperarse)...o sea, que tienen una pinta de normaleeeeeeeeeees....
Pero, he dicho, que "no parecen" superdotados, no hay una característica que te ayude a reconocerlos a simple vista. Es más, mucha gente no sabe que mis hijos lo son, no porque me avergüence ni nada por el estilo, simplemente que no creo que sea necesario presentarles como: "Mira, este es mi hijo Fulanito y es superdotado", sería completamente absurdo, pero si alguien me pregunta: "He oído esto de tus hijos ¿es verdad?" La respuesta es afirmativa sin ningún problema y se habla lo que sea necesario hablar.
Las diferencias en estos niños están por dentro, por eso no se ven. A veces piensas que es su personalidad, que el niño salió más sensible, con más energía...depende de cada uno. Pero un día, cuando descubres el motivo, te das cuenta que son "características" comunes a estos chicos, que a veces, explotan de maneras diferentes, pero que te das cuenta que vienen de lo mismo.
Todas estas cosas tratamos de verlas y aprenderlas los padres, algunos maestr@s y unos pocos especialistas, pero lamentablemente son demasiados los que todavía no se lo toman en serio.
Puedes no creerlo, puedes no entenderlo, pero por favor, no faltes el respeto a estos niños ni a sus familias porque creo que no nos lo merecemos. Luchamos por ellos y te aseguro que si conseguimos algo, todos esos niños "normales" también conseguirán más.






32 comentarios:

  1. mi felicitacion por todo cuanto cuenta, su vivencia se asemeja mucho a la mia ,tengo que comentar que es muy distinto el sitio donde vivas para poder realizar lo que crees que es mejor para el niño, vivi en una poblacion pequeña ,eso fue una tortura ,desde la escuela ,niños y madres,me aconsejo el `psicologo que me fuera para una ciudad grande, ahora esta en una escuela donde fue muy bien acogido por los compañeros,por la maestra, estoy feliz, si feliz porque por primera vez vi que mi hijo salia radiante,contento ,sus compañeros le saludaban,es increible, esta sociedad tiene que realizar un cambio muy grande, y eso parte de las familias, lo que vivimos en casa se expresa en la calle,yo no puedo consentir que mi hijo no permita jugar a un niño y ponerlos a todos contra el y que sus madres lo vean y se callen,eso hicieron ,asi que ahora esto es un sueño,el tener una maestra concieciada con la diferencia de mi hijo ,te doy las gracias ,por expresar tu realidad y animarnos, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti MGS por compartir tu experiencia y me alegro mucho de que por fin puedas disfrutar viendo feliz a tu hijo :)
      Tienes razón que lo primero es el respeto, a mi también me gusta que mis hijos respeten a los demás y jueguen con todos y, si alguien no interesa, no han de ir contra él, se buscan otros amigos y ya está...es más, los míos han tenido pequeños problemas por defender a otros.

      Eliminar
  2. Me ha encantado leer esto, muchas gracias por expresar así de claro y directo lo que muchos vivimos a diario con nuestros hijos. Al final todo se reduce a lo mismo, al respeto debido y al tratar de ir tirando abajo tantos prejuicios y estereotipos como circulan sobre el tema y que tanto daño pueden hacer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elvira. Creo que una vez que empezamos a "entender" un poco que pasa con nuestros hijos tenemos que intentar que lo entiendan también los demás y sino, al menos, que comiencen a respetarlos y respetarnos :)

      Eliminar
  3. A mi hijo de 13 años y un curso adelantado, con 8 asignaturas suspendidas de 13, todavía en el colegio están esperando que haga "algo especial y típico del estereotipo superdotado". Si, está muy suspendido por que no cree en lo que le aporta el sistema, pero se dedica a leer por las noches manuales sobre lenguajes de programación y a programar en el ratito que le dejamos el ordenador. Ya te puedes imaginar la lucha a brazo partido que tenemos a diario sobre lo que es conveniente para el. El tiene muy claro lo que quiere y hacia allí cree que se dirige. Si, le gusta el heavy, si, le gusta ir de negro. De mas pequeño tenía muchos amigos, ahora no tiene tantos por que no le va la tontería del ligoteo. Pero tiene amigos del instituto anterior, del gimnasio, del colegio nuevo ... Tiene una lengua que es un huracán, suelta lo que piensa y lo que no en el momento menos adecuado. Es decir no es un niño, estereotipo de superdotado, algunos parientes, amigos, profesores y pedagogos lo ponen en duda después de tres test en los que queda muy patente. Pocos profesores entienden que es ser superdotado y los demás esperan lo que no va a llegar nunca. Y como dice Elvira, se trata de ir derribando estereotipos dañinos... pero cuesta tanto. LLega un momento que te paras a pensar si sirve de algo, si beneficias a alguien removiendo el tema, inlucuso si estás perjudicando a tu hijo por llamar la atención sobre el, con lo cómodo que estaba cuando pensaba que era como los demás.

    En fin que tras tantos años luchando incluso con mi marido que también lo pone en duda, me encuentro muy cansada y mi hijo muy quemado.

    Por lo menos ya veo Pauline, en tu comentario, que mi hijo no es el único que no parece superdotado. Gracias por ello y por todas las aportaciones que haces, por que logran que me sienta más acompañada en este viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conchita, con tu comentario queda claro que estamos en las mismas, que los superdotados no son lo que la gente piensa o cree.
      Como tú muchas veces me siento cansada y pensando en si sirve de algo, sino será mejor dejarles tranquilos, pero otras veces pienso en tod@s los que vendrán detrás.
      El día que creé el blog la idea principal era "desahogarme", pero quizá había otra pequeña idea detrás que era dar a conocer que esto no es ni siquiera lo que yo podía pensar, quizá por eso fue el nombre de Pauline, para sentirme más cómoda a la hora de escribir, o quizá por el miedo de que solamente mis hijos fuesen así. Nunca pensé llegar a tanta gente porque esas personas estaban viviendo exactamente lo mismo que yo.
      Sois muchas las que me dais las gracias porque os hago sentir acompañadas, pero en realidad soy yo quien tengo que agradeceros el que estéis ahí compartiendo conmigo "mis" mismos sentimientos.
      Cuando te canses, descansa, no hay nada malo en ello...pero, nunca te rindas. Nos necesitamos todas y nuestros hijos también y de eso sí que estamos seguras.
      Por otro lado yo estoy intentando que mis hijos sean conscientes de su "diferencia" para que el día de mañana puedan ayudar a otros como ellos, así la bola cada vez será más grande y puede que algún día se conozca la realidad de los niños de altas capacidades o superdotados ;)
      Un abrazo y gracias de nuevo :)

      Eliminar
  4. Ay, Pauline que yo leo muchos libros y a mi hijo le ha dado por las hormigas y tiene a medio colegio buscando hormigas para su población ja ja. Pero de lo demás nada de nada, no hay que preocuparse. Bueno Pauline, que la envidia está muy extendida por este país. Do not worry, be happy. Tú mira al frente, sin preocuparte por los lados si son poco nutritivos. Besitos creativos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María siempre aquí :) Te convertirás en una experta y además cómplice, una mamá que entiende a los superdotados aunque "no tenga que preocuparse por los suyos",jajajaja...
      ¿No me dirás que tienes una granja de hormigas??? Uffff, aquí el peque también la quería y también ese otro para criar Triops :S
      http://www.cefatoys.com/index.php/ES/detalle/239/triocefa
      Pero a mi me daba bastante asquito, ya me tocaron una vez los gusanos de seda y esperaba unas maravillosas mariposas cuando me sorprendió con una cosa parecida a polillas, aghhhh...Un experimento interesante pero es que a mi esas cosas :S
      Gracias por los ánimos y seguiremos adelante siempre porque esto no se cura ;)
      Besitos para ti también mami creativa ;)

      Eliminar
  5. Hola
    comparto muchas cosas con vosotras, tengo una niña de 5 años que se niega a ir al colegio, y apartir de alli a todas las actividades extraescolares, incluso se niega a aprender a leer, en el colegio nos comentan q no destaca en nada, que es igual q los otros niños de su edad,en casa estamos haciendo un colección de minerales, ahora le ha dado por la astronomía,estamos preocupados por esa negativa, incluso hemos pensado en educación en casa, por cierto ella tambien lo pide, estamos en un dilema, si obligarla o dejarla en casa y olvidarme del colegio especialmente de la profesora q no se inmuta con nada y pasa de lo que le digas, que te ve como madre muy protecctora y que estas exagerando,Me gustaría que tuviera un profesor@ que la motive que ella disfrute del colegio , estoy preocupada por mi niña, estoy en la fase de decaimiento, necesito que me levanten los animos que me digan vamos tu hija es diferente, no lo dudes.gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jessy, por lo que me cuentas la primera conclusión a la que llego es que algo le pasa a tu hija en el cole. Quizá una buena opción sería pensar en cambiarla de colegio o, si hay más clases, hablar con el director o directora del centro y preguntar si existe la posibilidad de cambiarla de profesora para intentarlo.
      También podrías hablar con el director para ver si podría evaluarla el equipo orientador del centro.
      Pregunta a la niña si ha tenido algún problema en clase, quizá la más mínima "tontería" le haya afectado. En el supuesto de que fuera de altas capacidades, son muy sensibles y quizá, algo que haya dicho o hecho la maestra, incluso sin ninguna mala intención, le haya "molestado" y se sienta ofendida o algo así. También puede ser que la maestra no sea de las mejores, pero intenta no cerrar puertas, quizá ella nunca se ha encontrado un caso de altas capacidades y tampoco está preparada pero si al final lo reconoce podría convertirse en tu mejor aliada.
      Otro opción, aunque esta tendrías que pagarla, sería llevarla a un gabinete especializado (psicólogos) para que la evaluasen.
      No decaigas, estás en mal momento porque uno cuando se encuentra así apenas puede pensar con claridad y es normal, cuando se trata de nuestros hijos es más difícil. Que no sienta que la obligas pero que tampoco piense que puede hacer lo que quiere. Te cuento que cuando hice mis prácticas de maestra en un colegio religioso, todas las mañanas se rezaba una oración al niño Jesús y se les pedía a los niños que juntasen sus manitas, bien, pues había uno que nunca lo hacía. La profesora no entendía ni sabía por qué y un día que me dejaron sola hice algo muy simple, le pregunté, paré la oración de toda la clase y le dije con amabilidad:
      "¿Qué te pasa? ¿Por qué no juntas las manitas como los demás?" y me contestó que era porque le dolían. Le dije: "¿Sí? ¿Y por donde te duelen? Juntalas un momentín y me dices por donde te hacen daño y hablamos con mamá si hace falta para decírselo" ¿Sabes lo que hizo?...Las juntó y le dio la risa, yo me reí con él y le dije: "Ay qué pillín, que no te dolían y me querías engañar", la conclusión a la que llegué, tal vez equivocada, era que sólo necesitaba llamar un poco la atención. Quizá tu hija, por sus características especiales, porque quizá se aburra con lo que, aunque se niegue, quizá ya sabe (prueba a leerle un libro y equivócate en lo mejor, mira su cara...a lo mejor no te da ni tiempo porque ella misma te dice: "Mamá, que lo has leído mal", procura que no sea uno que ya le hayas leído y se lo sepa de memoria para estar más segura) y ten muuuuuuuuucha paciencia, porque aún estando bien las cosas siempre la vas a necesitar. Yo siempre digo que el límite de mi paciencia tiene el nombre de mi hijo pequeño :)
      Mucho animo que no estás sola y si tienes facebook te animo a unirte a la página que puse en la entrada anterior y a varios grupos en los que hay más madres como nosotras.
      Tú hija es especial principalmente porque tiene una madre especial y maravillosa que se preocupa por ella así que no decaigas ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Somos madres, y yo creo que en el momento que nacen se te va la vida preocupada por ellos. No comen, no duermen, tienen rabietas, se pelean con los amigos, algo le pasa que me cuentan nada...
    Yo me preocupo y mucho, y como tú, leo, pregunto, me informo aquí y allá. Pero si esto lo comento con alguien (mis hermanos, por ejemplo, con los que me llevo muy bien y uno de ellos es superdotado y tuvo en su día muchísimos problemas escolares) me dicen que me soy una madre muy exagerada.
    Creo que lo que nosotras vemos no lo aprecian los demás desde fuera.
    Si alguien se entera de que tu hijo va por delante un curso te dicen "¿Seguro que es superdotado? Pues no lo sabía. Yo lo veo normal" Y tu piensas "¿es que estos niños necesitan llevar un letrero en la cara que lo diga o es que todos tienen que ser como el estereotipo del gafitas resabido, pequeño e ignorado por sus compañeros?"
    Siempre me alegra leer comentarios de otras madres en distintos blog, foros, etc. porque, como hoy al leer el tuyo, me siento un poco más tranquila y menos "bicho raro".
    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Pensé que sería la única en opinar de esta manera así que yo también agradezco los comentarios :)
      Un saludo

      Eliminar
  7. Me ha encantado leer esta publicación, yo tengo una adolescente de 8 años y un niño que parece de 8 con 4 años. A veces pienso que me voy a volver loca. Tuve la gran idea( bueno, la mayor me lo pedía a gritos) de cambiarlos de colegio este año, que diferencia de estar en un colegio que "en 30 años nunca había habido un niño de alta capacidad" y "todos los padres piensan que sus hijos son los más listos" a otro en donde tienen compañeros con la misma casuística. No os imagináis la mejoría, al peque ya no le riñen por avanzar en clase, sigue sin poder pegar el culo a la silla pero creo que eso ya es misión imposible y la mayor mejoró muchísimo las notas y encima la profe que le tocó de mate en un encanto y le avanza materia. Se acabaron los llantos por ir al cole!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buena noticia Maria Jose! Me alegro un montón. Ahora a seguir adelante y disfrutar ;)
      Gracias por compartir tu alegría en mi blog :)

      Eliminar
  8. Gracias Pauline por la respuesta y las palabras de animo, la verdad estaba en un momento dificil, me sentía cansada de luchar e ir contracorriente, perdona que no te haya comentado que la niña fue diagnosticada con precocidad intelectual a los 3 años, desde alli nuestra lucha con el colegio, ellos refieren que llegara el día en la que se equiparará con los niños de su edad y que no necesita ninguna adaptación curricular y que los padres somos muy protectores, después de tanto insistir en estos días vendra a verla el EAP.
    Estos días la niña va mejor al colegio,esperamos que esto continue; lo único que quueremos es que nuestra niña sea feliz, verla llorar es duro. Indagamos por que iba mejor al cole y averiguamos que hay una nueva señorita(la de prácticas),la niña nos dijo que ahora hacian mas experimentos en clase y que había hecho preguntas que lo hablarían de esto otro día, la niña esta esperando con ilusión lo que le dira su nueva señorita, pero antes que se desilucione y no haya respuesta fuimos a la biblioteca a buscar informacion para llevarlo al cole, espero tener una buena respuesta, ya que en una ocasión paso lo mismo y llevamos libros que ella los veía en casa para que le explicaran algunas cosas, la profesora nos comentó a ella y a mí que era libros para mayores y que lo vieramos en casas, es lógico la niña no los quiere ver mas, refiere que es de mayores; estos pequeños detalles pensamos son lo que hace que se desmotive. Gracias por todo la verdad es que va bien escribir lo que te esta pasando, al menos encuentras alguien que sabes q te escucha, te responde, y te da fuerzas para seguir el camino de ser padres "protectores" como nos catalogan. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo Jessy. Me alegro que las cosas mejoren.
      Quizá yo no habría ido tan rápido a la biblioteca y hubiera esperado la respuesta de la profe, pero es mi opinión personal. Entiendo que como una vez se decepcionó ahora tengas miedo de que vuelva a ocurrirle, pero en la vida se decepcionará más veces y también es bueno que aprenda a "llevar" esos momentos, no podrás evitarle las decepciones siempre.
      No te preocupes por la desmotivación por los libros "de mayores", se le pasará. Como también tendrá temporadas que ni siquiera querrá ver libros de ninguna clase y otras que leerá todo lo que encuentre, al menos si le pasa como a los míos ;)
      Como te dije lo mejor es la paciencia, al ir pasando tiempo se van viendo las cosas de manera diferente y a veces uno también se da cuenta de sus "equivocaciones", no somos perfectos y queremos lo mejor para nuestros hijos. No te agobies y adelante ;)

      Eliminar
  9. Mis felicitaciones por tu artículo Pauline. Te voy a seguir sin duda. Te has olvidado comentar los documentales que nos tragamos, las visitas a museos y hasta la asistencia a congresos. Vaya que estas mamas "histéricas" le deben mucho de su bagaje cultural a sus hijos. Y esto es maravilloso. Poder compartir libros con ellos y analizarlos, las charlas en la cocina y su humor cáustico. Que lástima que desde fuera lo vean como locura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sònia :)
      Cierto, se quedan muchas cosas pero lo que más me ha gustado es lo que dices de que les debemos nuestro bagaje cultural, es verdad, no dejo de aprender con ellos, por ellos y a veces me enfrasco en búsquedas más que ellos ;)
      Algún día lo verán de otra manera porque se puede aprender con todos los niños, no sólo con los nuestros...aunque es verdad que estos nos ponen el nivel un poco más alto.

      Eliminar
  10. ¡Qué alegría leeros! Estoy haciendo el trabajo de final de carrera sobre los superdotados (diagnósticos, programas) ya que durante la carrera se nos ha hablado mucho siempre de ayudar al alumnado que presentan necesidades educativas especiales pero estos casos (superdotación)son siempre mencionados muy por encima, dando más "bombo" a los que presentan dificultades, inmigración,etc. Creo que vivimos en una sociedad que no esta preparada y el sistema educativo mucho menos aún.
    Mi pareja es también superdotado... y que os voy a contar... le conozco desde que teníamos 9 años y según te leía le iba situando a él en cada época: frustración y aburrimiento con los profesores, vacileo a los profesores que sin venir a cuento iban a por él solo por sacar buenas notas y no prestar atención (eso les mataba), dejadez y frustración durante su escolaridad, él es más de rock jeje, una persona muy leal y coherente con sus principios demasiado a veces cosa que a la gente no le gusta...
    Ánimos y a por todas mamis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy triste escuchar que no ha cambiado nada desde hace años cuando el primer lugar donde debería hablarse de este tema es ahí, en la Universidad y a los futuros maestros...pero me alegra saber que algunas personas hacéis el esfuerzo de intentarlo. Mucha suerte con tu trabajo y ¡tocales la fibra para sensibilizarles!!! ;)
      Las mamás necesitamos apoyo también así que GRACIAS :)

      Eliminar
  11. Existe una psicóloga francesa, Jeanne Siaud-Facchin, que ha escrito un libro "El superdotado", muy interesante porque ha trabajado mucho sobre el tema. Intenta ayudar al niño, a las familias y a la escuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elodie. Ahora mismo estoy leyendo su libro "¿Demasiado inteligente para ser feliz?" y me está gustando mucho. De el otro que me dices pensé que todavía no estaba en español por lo que me habían comentado. Buscaré para leer en verano ;)

      Eliminar
  12. Felicidades por el artículo.
    Agradecería vuestra opinión pues llevo 1 mes considerando la posibilidad que mi hija de 7 años tubiera alguna alta capacidad. No se le dan muy bién las mates, ni la lectoescritura.... pero el habla, razonamiento, personalidad, sensibilidad e ideas raras cuadraban con este grupo. Tiene muchas pasiones y en fín... a partir de éstas.consideraciones la entendía y aceptaba más. Éste año la he cambiado de cole porque se ahogaba en deberes y está feliz y superintegrada. La tutora me ha dicho cuando le he transmitido mis inquietudes que no ha observado nada en la niña que le haga pensar en altas capacidades. Tiene otro chico de AACC en mates y es diferente al resto.
    Me habré obsesionado y debo dejar el tema?

    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las felicitaciones "palante". Evidentemente yo no puedo afirmarte o negarte que tu hija tenga o no altas capacidades pero si lo sospechas ¿por qué vas a dejarlo? Quizá necesitas más tiempo para observarla mejor y en cuánto a la comparación con el otro alumno de AC ¿qué tiene que ver? Cada niño es un mundo y no todos son iguales. El señor Tourón (http://www.javiertouron.es/) habla incluso de una campana más sobre la campana de Gauss para explicar las diferencias que pueden existir entre unos y otros.
      Por otro lado, nunca perderás el tiempo por intentar conocer y entender a tu hija, sea o no de altas capacidades.
      Un saludo

      Eliminar
  13. Por cierto es más bien malilla en mates y lectoescritura, pero varias veces he debido consultar el diccionario para entender su vocabulario. Tiene colecciones de insectos y fósiles. En los reyes siempre se pide telescopios, microscopios, prismáticos... hasta un esqueleto.También los sentidos más desarrollados....no sé, estoy desorientada pero lo que si es cierto esque lo que he aprendido estas semanas sobre el tema me ayuda a entenderla!

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado leer lo que usted ha escrito, si bien, he podido entender en ello que usted misma ha estereotipado en relación a lo que significa ser superdotado. Soy psicóloga y madre de una niña con sobredotación, lo que significa tener algunas otros aspectos diferentes a tener altas capacidades. Yo creo que nosotras mismas como madres debemos empezar a identificar la diferencias entre niños superdotados y niños con altas capacidades. Que actualmente se consideran sutiles diferencias.

    No he podido identificar a mi hija en ninguno de los aspectos que usted ha escrito, pero entiendo que usted ha querido explicar lo que es su vida con un niño con altas capacidades que, como es natural, será absolutamente diferente a la de cualquier otra madre, por más que se compartan ciertas características, porque depende de factores como temperamento, contexto, educación , etc. Es como las características generales que comparten los adolescentes que en realidad no los definen en nada.

    Gracias por seguir compartiendo información

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Soledad B. Cada niño y niña es un mundo, como lo somos cada persona y, evidentemente tendrán cosas en común y otras que los diferencien, lo mismo que los niños que están al otro lado o en el medio de la campana de Gauss.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Sin embargo, yo he visto reflejada mi vida y la de mi hijo en el artículo. Gracias. Leer cosas así te hace sentir menos mal.
      Un saludo

      Eliminar
  15. Hola a tod@s no sabéis como os entiendo tengo un niño de 6 años y estoy segura de lo que le pasa se aburre en clase me dice que esuque abre el libro y ya se lo sabe y encima la Profe lo explica estoy super unformada y estoy muy segura de lo que le pasa desde pequeño hablaba con una fluidez increíble y un vocabulario muy extenso habilidad para los números hipersensible lo tiene todo vacila a la profesora y dice que nunca encontró un caso igual estoy desesperada este colegio es nuevo y esta en primero necesito que el colegio le haga el test pero me van a tomar por loca por favor darme un consejo donde puedo ir necesito ayuda estoy segura de loque le pasa a mi hijo

    ResponderEliminar
  16. Estos niños simplemente son visionarios, ven lo que otros no ven, son rebeldes porque no aceptan un sistema educativo que no encaja en su forma de aprender. Ellos tienen muchos y diversos intereses, pero no suelen ser los que tienen la mayoría de sus compañeros. Les parece un tostón aprender cosas que van a olvidar en poco tiempo. Pero si les damos algo de su interés se convierten en especialistas, meticulosos y técnicos expertos en la materia. Son unos fuera de serie pero no quieren seguir patrones que les aburren soberanamente. Lo que desanima es que el sistema no se va a adaptar a ellos. Esa es la triste realidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que no sea porque nosotros no intentamos que el sistema se adapte. Ellos nos necesitan y se merecen que hagamos lo posible porque poco a poco cada vez haya más personas que lo entiendan ;)
      Un abrazo y gracias por comentar Atlantic

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...