domingo, 27 de noviembre de 2016

El mundo SÍ se está preparando ¡por fin!

Por fin creo que puedo sacar otro ratín para escribir y esta vez espero que os llegue un mensaje de animo y esperanza, por eso también tenía ganas de hacerlo.
Hace poco una amiga contaba en su blog el paso de sus hijas con Altas Capacidades por el sistema educativo. Lo compartí en facebook pero os lo dejo aquí por si no lo habéis leído:


Días atrás comenzaron los "problemas" en el instituto con el pequeño pero esta vez todo ha sido muuuuuuuy diferente.
Entre los comentarios que surgieron a raíz de la entrada de Raquel hubo uno en el que aparecía una sensación de frustración y de haber fallado cuando llevamos tantos años ya en esto y seguimos viendo las mismas historias una y otra vez. Bien, pues yo quiero transmitiros que no estamos fallando, que algo estamos haciendo bien aunque no podamos verlo del todo todavía, así que quiero pediros a los que llegáis que no os rindáis porque los que llevamos tiempo nos vamos cansando más. Seguid, porque es la única manera de no detenernos y seguir dando pasos, muy lentos sí, pero espero que seguros.
Muchos pensaréis y me diréis...es la misma historia de hace 10 años, parece que sí pero no. Tal vez, pero para mi la historia ha cambiado esta vez.

Creo que os había contado que habían empezado el instituto los dos (el mayor 1º de Bachillerato y el peque 1º de ESO) y parecía que todo iba bien. El peque contento, los profes bien y con ganas...¡era mucho chollo!!! 
En mes y medio he hablado ya con 3 profes y el tutor. Está suspendiendo, pasando de todo, interrumpiendo las clases...vamos, que no os podéis imaginar. En casa también llevaba unos días un poco "borde" y aunque le preguntaba qué pasaba siempre era "nada" (excepto aquel día que desahogaron los dos)...hasta que hace un par de semanas ya empezó a quejarse de una profe...luego ya incluía a todos, que era un rollo, que se aburría, que con esa profe la iba a tener porque todo el rato le estaba castigando, que todo el día el mismo rollo de escuchar a un profe y otro y otro soltar el rollo....Supongo que todo esto os es muy familiar a muchos. Aquí la mamá, como siempre, desgastándose psicológicamente para intentar hacerle entender, para que comprendiera y sobre todo para que no faltase el respeto pero...bueno, supongo que esta parte también os suena...entonces ¿qué es lo diferente esta vez? Los profes. Sí, los profes que me han sorprendido muuuuuy gratamente, que se han ganado mi respeto y creo que el de mi hijo y no tengo palabras de agradecimiento porque no ha sido uno ni dos, han sido varios y todos en piña. Me gustaaaa.
Primero me llamó uno porque lo había sacado de clase por su comportamiento y para intentar entenderlo porque él veía que lo cogía todo al vuelo pero pasaba de todo y su comportamiento no era el adecuado, así que por una parte entendía que se aburriera pero quería saber si había algún problema o si yo podía sugerirle alguna manera de ayudarle contándole que habían hecho en otras ocasiones o cualquier otra cosa. Le hablé de la manera de ser de mi hijo, de su carácter, de que es un poco "especial", no por las altas capacidades, sino por su carácter, que igual que el hermano se calla y luego lo saca en casa el peque se revela y eso es bueno y es malo. Bueno porque sabemos que algo ocurre, aunque nos cueste averiguar qué, y malo por ese comportamiento difícil para una clase con más alumnos. Nos pusimos de acuerdo en que yo hablaría con él y estaríamos en contacto para ver si la situación mejoraba...según el último contacto desde que hablamos sí se notó diferencia para mejor ¡bieeeeeen!!!

Así que me llamó otra profe, aquella con la que mi hijo me dijo que tendría problemas. Después de hablar con ella y contarle a mi hijo, con el mayor delante porque nuestras conversaciones muchas veces son en el coche durante los trayectos a casa, creo que se merece más que respeto esa señora. Desde luego por mi parte lo tiene más que merecido y así se lo hice ver a mi hijo. Cómo será, que incluso el mayor le dijo: " Pórtate y da las gracias porque eso no lo han hecho nunca conmigo". No os podéis imaginar la preocupación de esta PROFESORA, y quiero ponerlo en mayúsculas porque no me he encontrado muchas personas de esta talla, con mi hijo. Estaba desesperada, me reconoció que era cierto lo que mi hijo me contaba de que siempre lo estaba castigando porque no había manera con él y ella sabía que lo estaba haciendo mal pero que tenía un carácter muy impulsivo (como mi hijo) y no sabía como hacerlo, porque era un niño que...llegó a decirme algo así como: "Si es que lo castigo sacándole al pasillo y al entrar se sabe lo que he explicado, y encima es simpático pero claro, no puede convertirse en el gracioso de clase e interrumpir de esa manera, aunque entiendo que es cierto que se aburra porque a muchos de sus compañeros les cuesta mucho más". Aquí llegamos incluso a hablar de la posibilidad de saltar de curso y me acordé de cuando lo pedí en el cole. Aquel había sido el momento y sé que hubiera sido bueno, ahora él quiere quedarse con sus amigos y a mi me da más vértigo porque hay muchas más asignaturas y evidentemente además, en el plan que, voy a empezar a decir estaba, era imposible. Esta profesora dijo que ella tenía que cambiar su manera de ser porque no podíamos permitir que mi hijo "se perdiera". Por favor, ¿qué necesidad tiene de preocuparse tanto por él con lo fácil que sería pasar olímpicamente? De verdad que me siento afortunada y, creo que mi hijo debe ser consciente también del esfuerzo de sus profesores. 
Una vez hablamos, de nuevo en su cuaderno una pequeña nota "Bien" y la fecha.
Pero no sólo ellos, más profesores estaban preocupados e interesados por él, así que me llamó el tutor ¡qué además es psicólogo y sabe algo de altas capacidades!!! Es tan increíble que no sé como acabará esto. Consejos: pocas normas y muy claras y después libertad para no ponerlo en contra porque ya sabemos que estos chicos no funcionan con "porque yo lo digo". Tiene que esforzarse y dar más para que ellos puedan ayudarle porque suspendiendo (porque sí, también me enteré que está sacando cuatros, sin hacer deberes....) no pueden darle lo que necesita.
Sé que en este punto muchos pensaréis que quizá sería mejor que le dieran lo que necesita para poder motivarle, pero creedme que en este caso estoy con los profes. No "sabía" ni las fechas de los exámenes y de repente me las ha traído todas. Me ha dejado más que sorprendida cuando no sabía nada porque no ha estudiado nada. Esta vez le tocó a él la frasecita de "la ciencia infusa se acabó con Adán y Eva". Sé que este trimestre va a estar un poco difícil ponerse al día pero las notas no son lo importante ahora (el tutor también me dijo esto que yo siempre pienso) lo importante es que él no tenga miedo a ser él mismo y a dar lo que tenga que dar. "A estas edades lo que les importa es la aceptación del grupo y él tiene que aprender de alguna manera que no va a perder a sus amigos por sacar mejores o peores notas" (palabras de tutor comprometido).
Yo también he tenido que dedicarle un poco más de tiempo, cosa que últimamente tampoco hacía y he llegado a pensar que quizá estos niños tienen una "dependencia" especial con las madres y nos necesitan más que otros. Lo difícil es que no puedes echarles la bronca como a cualquiera, que sería más fácil, lo difícil es tener que buscar la manera de llevarles al camino con razonamientos adaptados pero sin que se sientan presionados. Estos días le está tocando trabajar lo que no ha trabajado y le queda mucho. En 3 días tendrá 2 exámenes, que entregar un trabajo de 10 hojas que no ha hecho en todo el trimestre, y terminar de leer un libro que ya, a la desesperada, le había empezado a leer por las noches como cuando era pequeño (porque además quiero leerlo también y me está gustando: "El asesinato de la profesora de lengua" )

Su hermano también se ha puesto de acuerdo con él en que mañana se pondrán los dos a la vez por la tarde, una o dos horas para ponerse al día porque él también tiene que terminar un trabajo (Hace días que les dije que lo hicieran así, que utilizasen la misma hora los dos para estudiar y así no distraerse ni molestarse, pero es lo que tienen los adolescentes, que tiene que salir de ellos....¡menos mal que parece que sale!)

Total, que hoy me ha dicho que para el segundo trimestre sí que me hará caso y se pondrá cada día un poco como siempre le dije y, que en cuanto le digan los trabajos que tiene que hacer, también hará mejor un poco cada día porque hoy le dolía la mano. Quizá mi táctica de dejar que ellos mismos se caigan y luego vean que pueden levantarse, al final sirva aunque haya que pasar el trago, pero al menos esta vez me ha servido para llevarme la alegría de un montón de profesores implicados, que me han hablado de las altas capacidades de mi hijo sin prejuicios e intentando entender y ayudar. Y todos juntos lo lograremos una vez más. 
Así que no os rindáis, si el mayor está en Bachillerato, se llevan 4 años y no vivió esto y ahora con el peque me encuentro tantos profesores intentándolo entonces creo que sí vamos por el buen camino, que sí estamos dando a conocer la realidad de las altas capacidades y que sí empiezan a ver algunos que hay que ayudarles porque no siempre coincide alta capacidad y alto rendimiento. Así que mil gracias a todos los que habéis luchado tanto antes y nadie os lo ha reconocido, a los que lo seguís haciendo, a los que aparecisteis un día y me enseñasteis tanto y me empujasteis porque sin vosotros esto no hubiera sido posible, a los que os habéis cansado pero inevitablemente seguís para quien os necesita, a los que dais pequeños pasos, pequeñas explicaciones, plantáis semillas... y, como dice Raquel en su blog:
 "Si sabes que algo está mal, lucha para que deje de estarlo o apártate para que otros luchen, pero no te quedes ahí en medio, lamentándote de lo poco que tienes sin hacer nada y además entorpeciendo."

Y un año más, feliz día maestros. Seguid aprendiendo porque os necesitamos :)

Si los propietarios de esta imagen consideran que
 se vulnera algún derecho contactar conmigo para solucionarlo lo antes posible.
 Gracias


lunes, 7 de noviembre de 2016

Cuando piensas que va bien y de nuevo están tragando

Hoy voy a escribir muy poco y sólo para desahogarme.
He descubierto que mi hijo lleva aguantando muchas injusticias durante años por parte de un profesor COBARDE, y digo bien grande lo de cobarde porque mi hijo, ese al que le falta educación, pero sólo para él pues otros que lo conocen saben que no es así, ha tenido la valentía de tratarle de igual modo o incluso mejor.
Dicen que los jóvenes de hoy en día son unos irrespetuosos, que no tienen educación, que son unos vagos....señores, los jóvenes de hoy en día "HACEN LO QUE VEN" y si tú no los tratas con respeto no se lo pidas, si tú no eres educado, no se lo pidas, si tú eres un cómodo tranquilo y vago, no pretendas que los demás te hagan una demostración de algo que no entiendes y con esa cabeza tan dura y cerrada de mollera jamás entenderás. Porque sí papás y mamás, definitivamente he entendido que hay muchos a los que no les da para más, que en esta sociedad todo es una gran mentira, que los profes se quejan y pretenden que se les respete (Afortunadamente no todos, menos mal porque es el consuelo que me queda y como digo siempre, ojalá estos buenos se convirtieran en un tremendo virus contagioso) haciendo lo que les da la gana, como en la vieja dictadura, que todo aquello que decías en primaria una y mil veces de que no se esforzaban y luego les iba a costar, ahora es un castigo y te remarcan que tienen que esforzarse, que tienen que comportarse...todas esas cosas que llevo aaaaaaaaaños diciendo, intentando y de repente, de casualidad, y por otra cosa, mis hijos han estallado y me han dejado sin palabras y sin saber realmente qué es lo mejor o que no.
A estas alturas, nunca pensé que mi hijo hubiera tenido que sufrir esta situación. Y me dice que no haga nada, porque es un cobarde y porque al final será peor porque nadie le apoyará porque es su palabra contra la de él. Y es que así funcionan las cosas. Profes que tienen quejas en educación y que siguen con sus vidas tranquilamente porque ni vergüenza tienen, porque si tú te quejas a sus compañeros es como si te estuvieras quejando de todos ellos, es que "igual un día me pasa a mi y no me van a ayudar", algunos con montones de quejas que no sirven para nada con lo que nadie hace nada porque no sirve nada. Profes que TODAVÍA se limitan a hacer a un alumno copiar el libro en la pizarra para que los demás lo copien en el cuaderno, profes que se pasan la clase al whatsapp, profes que en lugar de explicar te dicen que te busques la vida ¿Cómo le explico yo a mis hijos entonces a qué van a clase? ¿Y así quieren respeto? ¿Así pretenden lograr mejorar el nivel educativo de este país? ¿Aguantaría uno solo de ellos 6 horas sentado en una mala silla tostón trás tostón de lunes a viernes durante todo un curso y otro y otro y otro? Sí claro, yo lo aguanté ¡Y yo no te digo!!! Por eso deberías saber lo que es, pero afortunadamente yo nunca llegué a sufrir esta situación que me ha puesto de tan malísima leche.

Situación resumida desencadenante de mi cabreo:
- Sal a la pizarra y resuelve este ejercicio

- No lo sé. No lo ha explicado todavía
- ¿Y tú eres un superdotado? Pues vaya
- Pues usted también me demuestra que tiene poquita inteligencia gilipollas
- Sal de clase
- Encantado

No apruebo que mi hijo falte el respeto a nadie, pero en este caso, no se le ocurra quejarse profe porque desde ya le digo que le aplaudo. El respeto se gana con respeto. Punto

martes, 1 de noviembre de 2016

Mujer, superdotada y universitaria

La conocí hace un tiempo de casualidad. Me llamó la atención que le diera un par de "Me gusta" a algo que compartí en la página de facebook pero tampoco le di demasiada importancia porque supuse que acababa de "descubrirme". Un poco después, leí un comentario suyo en otra página en común en el que descubrí que había sido identificada y lo agradecía, pero nunca le dije nada hasta que hace unos días ella misma me lo confesó.
Creo que puedo decir que se sorprendió cuando le dije que lo sabía, eso sí, porque había leído aquel comentario y había visto que seguía mi página, no porque fuera adivina, pero al mismo tiempo me pareció que se sintió cómoda de poder por fin hablarlo con normalidad con alguien.
Así que, era una buena oportunidad para las dos y para muchos de vosotros que me leéis. Le propuse ser una de mis entrevistadas, una chica que ha llegado a la universidad pero no de la manera tan sencilla que todos suponen, una de esas muchas "niñas" que se ocultan y procuran camuflarse pero que terminan estallando. Una de tantas personas que tienen que esconder su verdad sólo porque las personas están llenas de prejuicios y no son capaces de ver más allá de tantos estereotipos.
Tengo que decir que ha estado a punto de dar la cara pero ni yo he querido forzarla porque prefería que fuera sincera y porque, a estas alturas, no es justo que tenga que volver a pasar por las mil preguntas y "pruebas" que otros compañeros les hacen pasar como le ha ocurrido también a mi hijo, no es justo que tenga que explicar su diferencia para que al final nadie la entienda, aunque sé, que con el tiempo, no tendrá ningún problema porque se está preparando para creer en ella y quererse como merece. Aún así, no tiene por qué sentirse juzgada por contar su verdad así que vamos a quedarnos con las respuestas que me dio ¿os parece?


ENTREVISTA A UNA MUJER, SUPERDOTADA Y UNIVERSITARIA




Antes de empezar y como siempre le pido una imagen que la represente o le guste y me envía una flor que le gusta y que no suele ser la típica que te da por favorita cualquiera, la jara



Después de haber charlado con ella (y lo que nos queda siempre que ella quiera) decidimos empezar por el principio.

- ¿Cómo lo supiste? ¿Cuál fue la "sospecha" o por qué te evaluaron? ¿Lo propusieron desde el centro o fueron tus padres?

La verdad es que me realizaron desde muy pequeña un test en el colegio, no recuerdo muy bien si por sospechas de mi familia o de los propios docentes, pero lo cierto es que comencé bastante pronto tanto a la hora de hablar como de leer... etc. Supongo que eso levantó sospechas. 



- ¿Hicieron algún tipo de adaptación o te ofrecieron ayuda en el centro al descubrirlo?¿Trabajaron contigo de modo diferente?


En un principio no, pues consideraron que muchos niños siendo pequeños suelen dar bastante puntuación en este tipo de test, si bien es cierto que tengo el recuerdo de que en alguna clase de 1º/2º de primaria, a mi me llevaban a otra aula a hacer actividades completamente diferentes de las de clase (acertijos, puzzles, repetición de figuras...)


- ¿Te lo explicaron ellos o tus padres, o no lo supiste hasta más tarde?


La verdad es que no lo he llegado a saber hasta los 18, cuando me volvieron a realizar otras pruebas, y por insistencia propia. Pero a lo largo de mi corta vida sabía que era completamente diferente a los demás, y no precisamente en cuanto a gustos musicales...

- Qué crees que te hace diferente del resto, si es que te sientes diferente de alguna manera. 


Por supuesto que me siento diferente al resto. Siempre he dicho que las personas de altas capacidades somos dos mundos idénticos, pero completamente diferentes, y me explico: para mi, las personas de altas capacidades tenemos dos mundos, el que realmente es (con nuestras aptitudes y actitudes), y en el que hacemos ver que estamos. Este último, tanto en mi caso como en algún otro que he conocido, se da bien por miedo al rechazo, por ser señalados, juzgados o simplemente por pasar desapercibidos. Fingimos no saber, no conocer o no ser tan hábiles como en realidad puede que seamos por el mero hecho de tratar de ser "uno más". Al menos esa es parte de la visión que tengo sobre nosotros.

- ¿Piensas que se debería apoyar de alguna manera a los niños, adolescentes e incluso adultos superdotados y de altas capacidades ...o es mejor como dicen algunos "dejarles a ver si se les pasa"? ¿Qué piensas que hubieras necesitado tú?

Desde mi experiencia les diría a los padres que bajo NINGÚN concepto lo dejen pasar. En mi caso fue así, y no recibí ni la atención ni las indicaciones necesarias tanto para temas de concentración, trabajo y lo que considero muy importante, la socialización con los demás. Si a ello le sumamos la hipersensibilidad que nos caracteriza y que muchas veces tenemos un sentido del humor completamente diferente al de la sociedad en general... Imaginad la bomba de relojería en la que nos podemos llegar a convertir. Creo que la comunicación de este tema hacia el hijo es fundamental tanto para que él se conozca a sí mismo, como para que entienda el por qué de muchas cosas que le pasan en el día a día tanto en el cole, como en el parque o recreo con sus compañeros.
En mi caso, considero que este último punto hubiese sido fundamental para mi comprensión psicológica de mi circunstancia. 


- Me dijiste que en medio del bachillerato te tomaste algo así como un año sabático. A mi eso me suena a lo que decían que hacían los príncipes de Inglaterra antes de empezar la universidad pero no me parece que sea algo muy habitual aquí ¿Por qué esa decisión en medio del bachillerato? ¿Te ayudó ese año, te sirvió, qué ganaste personalmente?¿Lo recomendarías?


Como comenté anteriormente, podemos llegar a ser una bomba de relojería. Y ese fue mi caso. Exploté justo cuando comencé 2º de Bachillerato. No conseguía rendir lo que a mí me gustaba. El perfeccionismo es algo que me viene de serie en el ADN, y el no acercarme a él me frustraba, me agotaba y me cansaba hasta el punto de que me aburría soberanamente en las clases. Todo ello por falta de conocimiento de mi condición. Un Bachiller no es la ESO, ni se acerca. La ESO la saqué "con la gorra", pero la presión de saber que a partir de ahora una nota condicionaría mi futuro... Me negaba. Y si a ello se le suma mi "sobredestreza" a la hora de relacionarme con mis compañeros de clase... El resultado es el maravilloso anglicismo "BULLYING". Sabía que yo era diferente al resto, pero no por qué. Mi cabeza era una olla a presión y lo mejor que podía hacer era descansar ya que tanto primero como segundo estaban siendo los peores años de mi vida. "Gap year". Eso fue lo que hice. Abandoné segundo de bachiller casi al final, pues al no terminar el curso las notas no iban a ser computadas, y me dediqué hasta que volvió a comenzar el calendario escolar a descansar, hacer deporte, y viajar hasta donde me dejase el bolsillo... Y volver a descansar. En este periodo fue cuando les comenté a mis padres que quería hacerme las pruebas de superdotación/altas capacidades y... Voilá, tuve que comenzar también a realizar sesiones con un psicólogo para conocer como manejarme y manejar todo este berenjenal. 
Honestamente, creo que ese Gap Year ha sido lo mejor que he podido hacer por mi. Aprendes a conocerte a ti misma, a escuchar, a descansar, a saber que hay vida más allá que tu nota de bachiller, a estar con tu familia, no tener prisa ni ser impaciente... A conocer que la perfección no existe. Es un año que dedicas para ti y los tuyos, y por supuesto que dedicas a educarte respecto a la vida. Por que la educación que comprenden los libros muchas veces queda obsoleta, el mundo está siempre en constante evolución.
Cuando retomé todo, lo hice con más fuerza y ganas que nunca y, ¿sabéis qué? Curiosamente uno de los temas que me tocó en selectividad en el writing de inglés fue el Gap Year. ¿El resultado? Lo bordé. Era una señal de que tanto mi familia como yo, tomamos la decisión correcta. Estoy segura.
Además, es una práctica super habitual en toda Europa, los estudiantes descansan un año antes de empezar la universidad y lo dedican para todo lo que yo he comentado. Pero es una lástima que aquí en España no sea tan conocido.

- Ahora estás en la Universidad ¿Como lo llevas? ¿Estás estudiando la carrera que te gusta? ¿Consideras mejor el tipo de enseñanza ahí o similar a lo anterior? Si pudieras cambiar algo ¿qué cambiarías tú?

Actualmente estoy en tercero de carrera ya... A un paso del Trabajo Fin de Grado y a dos de graduarme... ¡Madre mía! Estar en la universidad a día de hoy es mi mayor satisfacción, al igual que en su momento lo fue el acabar la ESO, el bachiller o aprobar la PAU. Lo llevo genial, además, gracias a ese año de descanso he podido entrar en la carrera que más ilusión me hacía. Si llego a entrar cuando me correspondía, no tendría carrera en mi ciudad, pues estaba en fase de implantación. ¿Casualidad, o fue otra señal?
En cuanto al tipo de enseñanza, a pesar de lo que se dice tampoco me parece tan distinto, aunque es de agradecer que te hagan hacer trabajos, prácticas, exposiciones, supuestos... Es todo mucho más dinámico y no te lo dan todo hecho, por lo que tiempo de aburrirte no tienes.

- ¿Qué ha sido más difícil para ti personalmente, "estudiar" (Y cuando digo esto me refiero a hincar el codo porque aprender lo que te gusta me imagino que te resulta más fácil aunque también requiera su esfuerzo ) o las relaciones personales con los compañeros? 

Para mi ambas han sido complicadas por todo lo que he comentado, estaba limitada por que no sabía de mis capacidades ni de como explotarlas, tanto a nivel escolar como de relaciones personales con los compañeros. Si tuviese que elegir una de las dos, sería la segunda sin ninguna duda. El no entender por qué si tu haces una broma los compañeros no se ríen, pero si la hace otro si, el no entender por qué los niños se comportan como lo que a esa edad son, el saber y notar que tu no caes bien, y que te saquen defectos que tu consideras que no tienen sentido... Por cosas como estas eran motivos por los cuales yo siempre tendí a relacionarme con personas de unos 3 años mayores que yo, me sentía más cómoda.

- Si pudieras decirle algo al mundo ¿Qué le dirías? 

Más que al mundo, le diría a las personas que conviven con gente que creen que tienen o que ellos mismos tienen altas capacidades, que lo verifiquen y que por supuesto lo traten. Eso creo que es importantísimo, al igual que creo que es importantísimo el que jamás le digan a un niño que "lloras por todo/deja de llorar por todo". Lo siento mamá, lo siento papá, pero al igual que los pelirrojos nacen con el pelo naranja, nosotros somos hipersensibles. Es algo genéticamente establecido.

- ¿Habías hablado alguna vez de esto con alguien? ¿Por qué?  o ¿Con quién?


La verdad es que no. Nunca he tenido esa oportunidad y la verdad es que estaría genial hablar con gente que tiene tus mismas "condiciones" (¡lo pongo entre comillas por que en realidad no es ninguna condición!)


¿Cómo te ves el día de mañana?


¿Sinceramente? Expatriada, ¡y sin ninguna pena que la vida son dos días y uno ya me lo he pasado en España!


Seguramente podríamos hacerle muchas más preguntas y, mientras más le hiciésemos más nos preguntaríamos, pero creo que todas estas ya nos ayudan a pensar un poco más en cómo se sienten los verdaderos protagonistas, esos a los que me gusta tanto escuchar y conocer. Esos que tienen que esconderse para muchos y que para mi, desde hace tiempo, se han convertido en una de las mayores suertes; Suerte que podrían tener todos los que no son capaces de ver más allá de una nota. 

Nos seguiremos viendo amiga, y ahora ya sabes que cuentas conmigo. El abrazo, te lo daré en persona de nuevo uno de estos días. Gracias por compartir tu experiencia ;) 

miércoles, 19 de octubre de 2016

Razones para no suicidarte

Hoy voy a escribir para ti. Te contaré cosas que nunca jamás he contado a nadie y otras que sólo unos pocos saben, así que, si estás pensando en suicidarte, me gustaría que antes leyeras esto, total, lo mismo te da unos minutos más que menos y, seguramente, no has pensado en cual será la mejor hora para hacerlo todavía. Cuando uno piensa en el suicidio, no piensa en la hora, lo único que puede pensar como mucho, es en hacerlo sin que nadie te vea y de la manera más efectiva.

Cuando yo tenía unos 15 años también pensaba en el suicidio, pensaba que era algo en lo que pensaban en algún momento todos los adolescentes. Con el tiempo he aprendido que no es así, y te confieso que me sorprendió un poco según está el mundo y la vida. O sea, que para mi, los raros eran los demás. Supongo que pienses parecido. Nada merece la pena, no llegarás a nada y sólo causarás daño a los que quieres si sigues viviendo. Además, es muy difícil vivir pensando de la manera que sientes toda la vida, pero te diré que no siempre pensarás igual del todo.

No voy a decirte que no te suicides, aunque lo deseo de corazón y espero que no lo hagas, pero sí voy a contarte lo que ocurrirá si te marchas así. Y te lo contaré desde la experiencia propia, o sea, que no te voy a decir lo que creo que pasa, sino lo que pasa de verdad cuando alguien a quien queremos decide terminar con su vida, por eso te pido por favor que me leas, porque, aunque ahora quizá no puedas verlo, aunque pienses que así les haces más daño, o que no puedes más, o que "así es imposible y no aguanto más", o que nadie te quiere (todo el mundo está siempre demasiado ocupado) o lo que seguro, segurísimo que se te pasa por la cabeza es que "lo superarán", estás equivocado, estás equivocada.

Alguien muy importante para mi se suicidó con 17 años. Unos días antes habíamos quedado para vernos pero me dijo que no podía porque estaba cansada ya que había salido de fiesta la noche anterior y yo, tenía que irme y tardaría en volver unas semanas. Quedamos que en verano vendría conmigo y otra persona que también formaba parte de su familia y lo pasaríamos genial. Pero a los pocos días, una llamada de teléfono nos destrozó la vida para siempre a unos pocos.
Yo fui quien encontró sus notas de despedida, algunas las había roto, supongo que no estaba segura de dejar algo o no, porque las encontré en la papelera de su escritorio. Se despedía de su familia, de sus amigas. Si te despides de alguien es porque quieres a esas personas y sabes que ellas te quieren a ti. Primera razón para que no lo hagas, mejor queda con ellas o ellos, haz una fiesta, diles que necesitas sus abrazos y unas risas, incluso que quieres emborracharte y necesitarás que te lleven a casa. Lo que se te ocurra, pero no les dejes unas letras en un papel, no te despidas así porque aunque tú no seas capaz de creerlo ahora, no lo superarán.
"Sois fuertes, lo superareis" Creo que fue lo peor de todo. Se equivocó taaaaaaanto. No se supera nunca, se aprende a vivir con ello, no te queda otro remedio. Se aprende a hacer todo lo que te digo cuando vuelves a encontrarte mal y no encuentras sentido a la vida porque no quieres causar el mismo daño a quienes quieres. Porque sabes lo que duele. Tanto o mucho más de lo que a ti te duele ahora el mal, peor tú te irás, y los demás quedarán aquí con ese peso en el alma hasta que mueran, y algunos, créeme que se morirán de pena. Su madre murió de pena años después, lo llamaron cáncer. Fue muy fuerte, lo intentó. Pero cuando parecía que lo había "superado", el dolor había sido demasiado.
Tu nombre, comenzará a ser tabú, muy pocos se atreverán a nombrarte e intentar recordar los buenos momentos contigo, tus risas, tu compañía. Siempre estará tu hueco y tu recuerdo en montoooooones de momentos. Algunos, tendrán que fingir ser fuertes, o hacerse los fuertes por seguir adelante pero con los años, acabará saliendo de un modo u otro que tu despedida fue dura, que no les diste la oportunidad de despedirse a ellos, que no les diste la oportunidad de abrazarte, de decirte: "Nooooooo, no lo hagas, te queremos, vamos a hablar, a llorar juntos, a buscar algo que merezca la pena. Hagamos un viaje ¿qué te apetece? Vamos a reírnos, a cantar a un karaoke. Un paseo por la playa...acompáñame a la montaña más alta que está aquí cerca. Voy a enseñarte un bello lugar que conozco que es ideal para suicidarte pero que sé que cuando lo veas, se te quitarán las ganas porque es tan bello, tan relajante y te abrazaré tanto que no volverás a pensar en esto. Además, quiero ser la madrina de tus hijos, quiero ver a qué te vas a dedicar que no te pienses que te pasarás la vida viviendo del cuento."...Danos esa oportunidad a los que quedamos.

Pero no sólo afectará a los demás, a los que a partir de que lo hagas, empezarán a conocernos como "la madre del que se suicidó", la hermana, la prima....Te culparán por no haber pensado en tu familia, y si has tenido alguna relación reciente también le culparán a él o ella. A tu familia también la culparán, dirán que no te hacían caso...quizá incluso estés pensando "Que se fastidien porque es verdad, me siento solo". Créeme, los adultos muchas veces estamos tontos, demasiado ocupados y sin tener tiempo ni ganas para lo importante, pero no nos detengas así. Sí, seguro que te dirán, "No digas tonterías" o, "se te pasará, tranquilo/a" . Se fuerte porque tu vida es sólo tuya, y serás tú quien se la pierda.

Cuando yo pensaba en el suicidio no quería que nadie se enterase ni por asomo, así que pensaba en posibles maneras de hacerlo. Pero también iba pensando, con esta no me lo aseguro y si me sale mal luego tendré que dar explicaciones (y eso sí que no quería hacerlo). También pensaba, "el problema es que me salga mal y me quede en silla de ruedas o tonta perdida y entonces no podré hacer nada por mi misma, además de tener que explicarlo, ver sus caras extrañadas y que me tomen por loca para siempre. No estoy loca, sólo que este mundo es decepcionante. La gente no se entera".

Hoy tengo 42 años. Nunca, jamás de los jamases me imaginé con esta edad, ni siquiera con esta vida. Yo era de las pocas, poquísimas personas que no querían crecer (quizá por eso me quedé en poco más de metro y medio de altura, jeje) pero hoy no me arrepiento de haber seguido adelante a pesar de todo.
Aprendí a buscar lo bueno en las cosas pequeñas, aprendí a disfrutar de los amaneceres, atardeceres, de la lluvia, de la brisa marina, de las primeras flores que abren en primavera, de un paseo por el campo, de un café con gente maja, aprendí a ver que no podía quejarme cuando hay personas que quieren vivir a tope y de repente les frena un accidente o enfermedad y luchan con ganas por seguir viviendo y riendo, y ahí me sentía hasta culpable. Aprendí a buscar los buenos momentos, a recaudar risas aunque fuera haciendo el tonto, y aunque muchas veces ya me canse de ser el "mono de feria", cuando una sola persona se ríe con una tontería siento que merece la pena.
Mi abuela se murió sin nada, y sólo me quedó el recuerdo de su alegría. Puede ser que pienses que no tienes nada, que no vales nada pero quizá no lo sepas, y tal vez el mundo te necesite porque formarás parte del cambio aunque no lo creas. Lo importante eres tú, no lo que tengas.

Tal vez un día, puedas ser tú el que cuente todo lo que sentiste en este momento a alguien en tu situación y puedas ayudarlo. Y si solamente consigues que una persona, una sola persona cambie de opinión, encuentre una salida, y no se suicide, entonces, te darás cuenta como yo, mil años después, que seguro hubiera podido evitar perder a mi estrella tan pronto y de una manera tan dura.

Así que, si has llegado hasta aquí, ahora tú decides, pero quería que supieras que aún hoy, hay veces que lloro por no haber podido compartir con ella tantos momentos que la vida te regala sólo con los años, que sepas, que lo mejor está por venir y te lo vas a perder, que sepas, que hay más gente de la que crees que te quiere y no importan los que te hacen daño porque ellos son lo que de verdad no merecen la pena y algún día lo pagarán aunque no sea ahora, que es cuando lo necesitas, y podrás reírte aunque ni siquiera tendrás ganas porque serás mucho mejor persona.
Que sepas, que el mundo necesita personas sensibles como tú para mejorarlo y que seguro podrás hacerlo porque sólo la gente como tú lo consigue, porque las personas como tú al final son las más fuertes aunque ahora no lo creas.

Y si aún después de todo esto, sigues pensando en suicidarte, mi última razón sería que lo hagas por mi aunque no me conozcas, porque a las personas que hemos sufrido esto tan de cerca y sabemos lo que se vive después, se nos agrieta la herida del alma una vez más con cada triste despedida de estas.
La vida te dará muchos golpes, es dura, difícil, injusta...no te creas todo lo que ponen y dicen por ahí, hay que luchar y cada uno lleva su carga. En tu mano está buscar los buenos momentos y en eso sí puedo asegurarte que si los buscas, los encontrarás....y sino mira una de mis anteriores entradas en las que hablo de mi crisis de ansiedad y como, a pesar de ella, y a base de tartazos con mi prima mejoré un poquito.

No te pierdas lo bonito de la vida y no nos dejes sin ti. Yo cuento contigo :)


domingo, 2 de octubre de 2016

Negligencia educativa

Podía compartir este vídeo directamente desde youtube o facebook, pero me ha gustado tanto que he decidido traerlo al blog para no perderlo entre tantos enlaces.
Un juicio a la educación en general imperdible, en el que se defiende el cambio educativo valorando a sus agentes principales, alumnos y maestros.
Si todavía no lo habéis visto no os lo perdáis que son 5 minutitos de nada :)


sábado, 1 de octubre de 2016

I Congreso Nacional Cambio Educativo y Desarrollo del Talento en Gijón

El pasado fin de semana tuve la suerte de poder asistir uno de los días a este congreso celebrado en Asturias y organizado por APADAC. El congreso tuvo lugar todo el fin de semana, siendo el viernes por la tarde una sesión para profes y maestros y el sábado (día que yo asistí) y domingo por la mañana para cualquier interesado/a en el tema.
Lo primero, y aunque ya lo hice, reiterar desde aquí mi enhorabuena a la Asociación de Padres de alumnos de Altas Capacidades de Asturias por la organización del congreso ya que puedo imaginarme mínimamente el trabajo y esfuerzo realizado para poder llevarlo a cabo, y por supuesto mi APLAUSO en mayúsculas a los padres que hacen estos esfuerzos para acercar temas educativos al resto del sistema lo que demuestra una vez más que la educación es cosa de todos y los padres también cumplen su parte, e incluso más aún de lo que quizá deberían.

El Congreso fue inaugurado por Jorge del Castillo, actual presidente de APADAC, y a quien acompañaban representantes del Ministerio y la Consejería de educación del principado



El representante del CNIIE (Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa) quiso destacar la importancia que la LOMCE concede a la palabra "talento", así como de considerar al alumno como centro y razón de la educación. Reconoció también que es necesaria la formación de orientadores y psicopedagogos y nos dio a conocer el Plan de Neuropsicología Educativa que desde el Ministerio se prevee implantar y del que podéis leer más pinchando sobre el mismo.

El representante de la consejería dijo que "Necesitamos más evaluados para hacer ver la necesidad de trabajar con ellos". Creo que ahí estamos todos de acuerdo, pero esto no debería convertirse en la pescadilla que se muerde la cola sino conseguir que se realicen esas evaluaciones pronto porque "Detectar algo tempranamente nos da más margen temporal de atención", como más tarde dijo otro de los ponentes.

También asistió una representante de la concejalía de educación del Ayuntamiento de Gijón que nos habló de los programas que desde el mismo se están impulsando tanto para prevenir el acoso escolar como la formación de los profesores para poner en práctica las innovaciones educativas.




Javier Tourón insistió una vez más en que "HAY QUE IDENTIFICAR MÁS", remarcando así la propuesta que desde las delegaciones provinciales y consejerías siempre prometen pero que luego cuesta tanto conseguir en muchos casos ¿Por qué? Pues porque para cultivar el talento primero hay que identificarlo. A los maestros les planteó una reflexión:
"¿Mis alumnos rinden lo que pueden según su capacidad?". 
También nos invitó a reflexionar sobre la vida de nuestros niños y alumnos cada día para intentar entenderlos.
"Si nosotros tuviéramos que recorrer el camino de ellos cada día tendrían que recogernos en ambulancia"





El Dr. Françoys Gagné  nos habló de su Modelo Diferenciador de Dotación y Talento (MDDT), remarcando en varias ocasiones que "Cada historia es individual y única", incluso en el caso de gemelos idénticos.
Insistió en la importancia de la genética (según él, se infravalora el poder de la herencia) así como del entorno en que vivimos tanto socio económico (dinero de las familias, dinero para programas educativos, políticas educativas), psicológico (dinámica de la familia, interacción con hermanos, padres, tíos..., en el aula. Los compañeros también tienen su impacto en nuestros hijos) y educativo (el enriquecimiento sería el concepto clave en el caso de los niños con Altas Capacidades)

Recordó que "los padres deben intentar hacer lo mejor pero evitando asumir la única responsabilidad en el desarrollo de su hijo, positiva o negativamente."

Una de las frases que pronunció y que, por cierto, mil gracias a esa intérprete que nos tradujo simultáneamente sus palabras, debería ser un objetivo a eliminar de la educación, es decir, ojalá ya nunca más fuera cierta:

"Lo más triste de nuestros centros, es que nuestros estudiantes más brillantes no puedan aprender lo que necesitan"

Después de comer y aprovechar a darme un paseín por la playa de San Lorenzo aprovechando el fabuloso día que hacía, la tarde no perdió interés con sus otros ponentes.

Comenzamos escuchando sobre neurociencia cognitiva de la mano de Jon Andoni Duñabeitia.
La neurociencia cognitiva trataría sobre "cómo el cerebro crea el pensamiento". Durante su charla nos contó los diferentes métodos que se utilizan hoy en día para estudiar esto: resonancia magnética, electroencefalografía, magnetoencefalografía...(espero haber escrito bien estas palabrejas, uffff) y también nos habló de los pocos estudios que existen todavía porque hay que investigar el cerebro "estándar" para comprender el cerebro "diferente" y para eso también es necesario acercar la neurociencia a la sociedad.
Compartió esta imagen de los pocos estudios y, además con muestras pequeñas, en la que se ve como, al parecer, una de las diferencias entre un cerebro "normal" y otro con Altas Capacidades, sería que ante ciertos estímulos en el segundo se "conectan menos áreas pero de forma más ordenada e intensa"






Defendió el estudio del "cómo se aprende" para poder saber "cómo enseñar" y, de esta manera, evitar el uso del "efecto piñata" en educación con el que, a veces se acierta y a veces no (Aquí os gustaría ver la imagen que puso para explicarlo ;) ) para poder pasar "De la escuela del DESASTRE a la escuela del SASTRE"




Pero lo bueno de estos congresos o jornadas es la participación del público por lo que enriquece. En este caso volvió a repetirse la pregunta que siempre se hacen todos los maestros:

"¿Qué estrategias podemos utilizar en el aula para que nuestros alumnos aprendan mejor?"

Y esto es lo que siempre se preguntan los que se interesan en el tema y quieren ayudar, de hecho habría unos 300 o más profesores y orientadores en el congreso, lo que nos indica que SÍ hay quien quiere aprender y hacerlo lo mejor posible. Espero que el domingo, que trataba de más casos prácticos encontrasen más respuestas, apadac compartirá los vídeos de las charlas más adelante, pero de momento Jon Andoni les propuso: acortar las clases, fundamentarlas en el juego, dejar hablar a los niños....

De este ponente que no conocía me quedo con una imagen con la que seguro estaréis todos (o casi todos) de acuerdo y que me encantó:



Finalmente le tocó el turno a Ana Fernández Mera, que nos presentó la Fundación Talentum de reciente creación, y a José Luis Pérez Díaz y Féliz Ruiz Mahamud del Centro Ayalga y autores de un libro de Altas Capacidades del que os hablaré otro día.




Sólo con esta imagen supongo que ya os haréis una idea que su charla habló de emociones, concretamente de 3 emociones negativas que suelen ser las que más dañan especialmente a los niños con altas capacidades: ira, miedo y tristeza.

Tengo que reconocer que esta charla me encantó por muchos motivos. Había oído hablar de ellos, incluso había hablado por teléfono con José Luis, pero no ha sido hasta ahora que he comprobado que son buenos de verdad en el tema.
Nos ayudaron a conocer el por qué los niños reaccionan a veces de determinada manera (e incluso en mi caso a reconocer muchas cosas también), hablaron de las sobreexcitabilidades de Dabrowski y con sus ejemplos creo que pudieron ayudar a muchos de los maestros que allí había a "entender" algunas cosas, y a los padres que todavía no habían escuchado sobre esto seguro que también les sorprendió y en muchas ocasiones pensarían "Eeeeehhh...eso le pasa a mi hijo"

Al igual que yo creen que sí debe explicarse a los niños su diferencia, pero no simplemente decirle que tiene altas capacidades, se les puede explicar que tienen unas fortalezas y unas debilidades y esto les ayudará a conocerse y entenderse mejor.

Tendríamos que enseñar a los niños a "Manejar el tiempo", y seguro que muchos pensáis como yo: "¡Si no soy capaz de organizarme yo!", y eso mismo contestaron ellos, jajaja...su respuesta: "Pues hijo, tendrás que aprender a organizarte porque se enseña con el ejemplo y no podemos pedir al niño que haga lo que no le enseñamos".

Conclusión. Un placer haber podido asistir. Muchas cosas que ya sabía, muchas cosas nuevas para pensar, personas que sólo conocía por internet y a las que he podido poner cara y otras muchas cosas para aprender e informarme, además de alguna idea nueva para otras entradas del blog.

Si alguna vez tenéis oportunidad os recomendaría asistir a estos eventos. Uno de los motivos; que se nos vea, que desde la administración sepan que aquí estamos porque nos necesitamos todos, pero si los pocos que somos nos escondemos no podemos pedir mucho.

Por cierto, parece que el comienzo de curso de los peques ha empezado bien, el mayor 1º de Bachillerato y el pequeño 1º ESO, y empiezan con ganas, animados y contentos. Ya os iré contando ;)

 

domingo, 18 de septiembre de 2016

Descanso obligado

Después de casi 2 meses de parón, podría decir forzoso, regreso de nuevo y con ganas de poco a poco seguir compartiendo aprendizajes y experiencias.
El parón forzoso como digo, se debió a un pequeño problema con el estrés y la ansiedad que llevaba mucho tiempo avisando pero yo había llegado a un punto en el que me era imposible, eso y alguna otra cosa personal, colmó el vaso y sufrí una crisis de ansiedad en la que mis hijos han sido mis enfermeros oficiales.
Sé que no tendría necesidad de contar esto y sería mucho más fácil deciros que he estado disfrutando de las vacaciones pero no soporto que me mientan así que yo tampoco voy a hacerlo, uno de mis lemas es: "Si no me conoces ¿por qué me mientes? Y si me conoces, lo mismo ¿por qué me mientes?". Creo que no hay necesidad, aunque también es verdad que uno puede decidir callarse, pero hoy no quiero hacerlo. No quiero hacerlo porque lo que me ha ocurrido me ha servido para pensar en todos esos niños y niñas que por un motivo u otro tienen que ver a sus padres enfermos y en muchos casos incluso cuidarlos. A mi también me tocó cuando era pequeña y, aunque en aquel momento mi única preocupación era que mi madre siempre estuviera bien, reconozco que hay cosas que te marcan. Por eso me sentía incluso culpable y les decía a mis hijos:
- Si es que esto no es normal. Yo soy la madre, soy la que tiene que cuidaros, no vosotros a mi. No quiero que me veáis así pero no puedo evitarlo...
He llorado demasiado este verano, y aunque soy de carácter alegre, de seguir siempre adelante, estaba en una situación en la que no conseguía reunir fuerzas para hacerlo, lo único que intentaba era que ellos me vieran llorar lo menos posible, pero a veces era inevitable.
La verdad que, una vez más, han sido unos campeones que no merecían ver a su madre caída, pero al menos creo que les estoy demostrando que se puede intentar levantarse de nuevo aunque algunos días cueste un poco más que otros.
Cómo comprenderéis, en esa situación no tenía muchas ganas de escribir, es más, sólo pasaba algún día por las redes un poco por encima porque lo que necesitaba era descansar. Además me mareaba (bueno, todavía me mareo a veces, de pie y acostada, creo que a esto último lo llaman vértigos) y, evidentemente no me encontraba bien. Por eso tardé en contestar los mensajes que me habéis enviado e incluso creo que todavía debo alguna respuesta. Prometo contestar pero darme tiempo por favor.

Además de a mis hijos, tengo que agradecer a esas pocas personas que me dieron esos abrazos tan fuertes y reconfortantes, que me sacaron de casa para animarme, que se ocuparon de mis hijos para que ellos siguieran disfrutando y que consiguieron ayudarme a hacer el reflote un poco más fácil. Entre ellos además de mis super primas que siempre están ahí, también algunos que conocí a través del blog como José Luis del Museo Grand Central, que casi me pone a trabajar con él a pico y pala para animarme, jejeje...Eso fue broma, él y su padre me hicieron pasar una tarde muy tranquila y entretenida enseñándome las nuevas obras del MUSEO y los próximos planes que tienen, además de contarme las muchas historias que sabe y poder hablar con él sobre temas en los que tenemos distintos puntos de vista pero que, con su manera de verlo me ayudó a pensar diferente también.
Me ayudó también un rápido encuentro que organizaron unas amigas del cole donde estudié cuando era niña, algunas de las cuales no nos veíamos desde entonces (unos ¡30 años!!!) y fue como que no hubiera pasado el tiempo. Lo pasamos genial.
Cuando conseguí estar mejor, y para demostrar a mis hijos que iba a salir de nuevo hacia arriba, grabé un vídeo con mi prima haciendo "el tonto" (la verdad que nos divertimos mucho con el juego) porque como siempre he sido un poco locuela y siempre me ha gustado ver reír a la gente, pues lo normal es que haga tonterías, así que cuando mis peques (que ya casi son más grandes que yo) me veían mal me preguntaban:
- Venga mamá, ¿cuando vas a hacer de nuevo el tonto?
Y así hicimos el Juego de la Nata, que, aunque os parezca un poco asquerosillo, es una manera muy divertida de conocernos padres e hijos si lo hacemos entre nosotros. Digo esto porque jugué con el peque pero él no quería que subiera el vídeo, así que nos hicimos preguntas sobre nosotros, nuestros gustos, lo que queríamos ser, etc...Os voy a dejar el enlace al vídeo con mi prima y os daréis cuenta de que, a pesar de que podemos conocernos mucho, si de repente te preguntan no sabes la respuesta, pero cuando te la dicen te das cuenta de que sí que la sabías....es como las historias que mi abuela contaba miles de veces y cuando murió ya no era capaz de recordar completamente. Nos estamos perdiendo absurdamente lo más importante: el tiempo. Los momentos.
(Recomendación, no pongáis demasiado alto el volumen que soy una escandalosa, lo siento)



Esa soy un poco más yo, un poco loca sí, pero si cuento algo triste procuro terminar con cosas alegres, porque las personas merecen reír que problemas tenemos todos ¿no?

Una vez explicada esta "otra" experiencia personal que me ha tocado os cuento, aunque espero que ya lo sepáis porque desde diversas asociaciones lo compartieron en su momento, que el plazo de solicitud de las becas para alumnos con necesidad específica de apoyo educativo está abierto pero termina el próximo 29 de septiembre, así que aquí os dejo el enlace por si alguien todavía no se había enterado:

  Becas y ayudas para alumnos con necesidad específica de apoyo educativo

En este apartado del blog expliqué en varias ocasiones sobre las becas así que no voy a repetir lo mismo, si lo necesitáis pinchad AQUÍ

También he leído por ahí que un señor en la radio ha hecho algo muy feo con sus contertulios fomentando el bullying y ni siquiera he querido escuchar el programa, pero lo que sí quería hacer desde aquí es dar la enhorabuena a todos los que a través de comunicados y redes han conseguido que no se emitiera la segunda parte de ese programa según tengo entendido. Mi aplauso para vosotros porque es otra manera de demostrar que todos juntos podemos ¡Bravo!


Y para terminar por hoy, una alegría más que me han dado ayer mis compañeros de ALAC//Asociación Leonesa de Altas Capacidades y que ya compartí en redes sociales. Me han nombrado Socia de Honor y estoy muy agradecida por ello :)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...