domingo, 23 de abril de 2017

Paseando por la Villa del Libro

Para saber más sobre Urueña pincha aquí
Estaba esperando a este día para "celebrar" de alguna manera especial y diferente el "Día de Libro" que se celebra en España cada 23 de Abril.
Así también aprovecho para cambiar un poco el "aire" de mis últimas entradas intentando aportar una posible actividad para realizar a quienes no lo conozcáis.
Urueña, es una pequeña localidad medieval situada en la provincia de Valladolid, y convertida desde hace unos años en la Primera Villa del Libro de nuestro país.

Lo primero que os llamará la atención serán sus murallas, bien conservadas, y desde las que se puede disfrutar de unas increíbles vistas de la Tierra de Campos en nuestra meseta. Aquí uno se da cuenta de qué diferentes se ven las cosas desde un punto de vista u otro ya que, desde la autovía A6, aunque veamos el mismo paisaje no se disfruta igual.

La villa es un lugar donde, creo que podría decir literalmente, se detiene el tiempo. Apenas tiene habitantes y sin embargo allí puedes encontrar 11 o 12 librerías, 5 museos e incluso un periódico propio, así como un centro para la promoción del libro y la cultura llamado Centro e-Lea.

Como cada día me cuesta más que mis hijos se animen a pasar un día en familia y si les hablo de museos al principio no se animan mucho, mi propuesta fue ir a pasar la tarde y visitar el Museo de la Música (una idea estupenda para convencer al mayor 😜), los paisajes para el padre y el Museo del Cuento para el peque y para mi 😉. Aunque algunos días realizan también talleres de encuadernación, caligrafía y otras cosas más que es mejor mirar con tiempo, bien desde la web:
o llamando por teléfono a cada centro que os interese.



Para ver la web del Museo de la Música pincha aquí
Como os dije, el tiempo en Urueña no importa y, a pesar de que este museo de propiedad privada ya te advierte desde su web de que "si quiere garantizarse la visita, es necesario realizar una reserva a través de la siguiente dirección de correo electrónico: web@luisdelgado.net " puede ocurrir que tengas que llamar varias veces y aprovechar a recorrer las murallas y el pueblo antes de volver a llamar hasta que por fin alguien te abre la puerta y es que, tanto en la web como en el portero automático del museo puedes leer aquello de "Si estamos, les atenderemos con mucho gusto", o sea, que avisados estamos así que no desesperar como casi me ocurre a mi 😅
Eso sí, la visita mereció la pena y me gané a la familia (aparte de que a mi también me gustó tanto o más que a ellos, jejeje).
El museo está ubicado en un sala de dos plantas con más de 500 instrumentos de los más de 1200 que integran la colección completa. Al tener la suerte de haber sido los primeros en entrar, pudimos verla en el orden de la audio-guía con la que realizas la visita, los que fueron llegando más tarde se unían al punto en el que nosotros estábamos y luego podían volver al principio para escucharla completamente de nuevo. Los peques (aunque ya no lo son tanto es verdad) dijeron que había sido algo así como toooooooooda la música que habían dado en primaria y secundaria de una sola vez y, además, pudiendo ver y escuchar algunos de los instrumentos y otros muchos a mayores.
Es un recorrido por la historia de los instrumentos musicales y además, por el mundo a través de ellos, ya que podemos ver instrumentos de Asia, India, Tibet, Australia, América, Japón, China, Rusia, Portugal......Todo un lujo escondido en este pequeño rincón. Además realizan visitas escolares guiadas para primaria y secundaria y desde la web (tenéis el enlace para acceder a ella debajo de la imagen) se pueden descargar archivos para antes, durante y después de la visita, aunque yo soy un poco más de dejar "disfrutar" de los museos y no tener que estar pendiente de cada explicación cuando a ti puede llamarte la atención cualquier detalle como por ejemplo las distintas tallas de la madera de los instrumentos, uno que estaba hecho con el caparazón de un armadillo, la historia de la mandolina o los bajos y una guitarra eléctrica como la de Paul McCartney que para él fue adaptada por ser zurdo. De esta parte, además del audio guía, mi hijo nos iba sorprendiendo con lo que sabía y también nos hizo fijarnos en las púas con las que se tocaba cada una de estas guitarras y que también estaban en sus mástiles. Museo de la Música recomendado para los amantes de la misma 😉




Para saber más del Museo del Cuento pincha aquí

Después de tomar un refresco allí al lado mi otro capricho ya que era la Villa del Libro, era conocer el Museo del Cuento.
Para poder visitarlo tuvimos que acercarnos al centro e-Lea que está al ladito, y desde allí se acercaron a abrirlo para nosotros ¡Es increíble poder disfrutar los museos de manera personal!!
Nos explicaron a qué están dedicadas las 3 plantas y que podíamos hacer todas las fotos que quisiéramos invitándonos además a hacernos alguna en el trono de "El Principito", a quien está dedicada la primera planta. Hubiera sido casi un delito no haber aprovechado esta oportunidad así que ahí estoy aprendiendo junto a la rosa lo que el principito nos explica sobre lo que es el amor de verdad 😊






Pero además de estos dos museos hay otros más en Urueña que hemos dejado para otra ocasión, como el de las campanas por el que también siento curiosidad, y también hay montones de librerías especiales y especializadas. Es una experiencia encontrar libros en los alféizares de las ventanas y textos o ilustraciones de libros escritos en las fachadas de las casas, como esta en cuyo interior hay una librería: "La boutique del cuento" y situada en el Corro de Hans Christian Andersen


Aquí podéis leer y ver más sobre las librerías tan especiales de Urueña


Y para no alargarme más hablando de las iglesias, el castillo, otros lugares en las cercanías o cada uno de los restaurantes o casas rurales para albergarse allí y, que podéis conocer visitando los distintos enlaces que os he dejado debajo de cada imagen, termino con una de las fachadas en las que se lee un trocito de la obra de Andersen, El Jardín del Paraíso

"Erase un vez un príncipe, hijo de un rey; nadie poseía tantos y tan hermosos libros como él, en ellos se leía cuanto sucede en el mundo, y además tenían bellísimas estampas.
Se hablaba en aquellos libros de todos los pueblos y países pero ni una palabra contenían acerca del lugar donde se hallaba el paraíso terrenal, y éste era precisamente el objeto de los constantes pensamientos del príncipe."


Os deseo un Feliz Día del Libro, de la rosa y también felicito desde aquí a todos los Jorge y Jordi en su día 😉


domingo, 16 de abril de 2017

¿Y si aquí también evaluaran a los profes así?

Voy a empezar contando una historia real, no con la intención de que se copie en este país ni nada parecido, solamente para que algunos puedan plantearse la situación e imaginar qué podrían encontrarse.

Tengo una amiga de juventud que es profesora en una universidad privada de Boston, en USA. Afortunadamente a pesar de la distancia no hemos perdido el contacto y gracias a ello he podido conocer algunas de sus experiencias.

En cierta ocasión hace años, me contó el "mal trago" que le tocó pasar el primer curso que dio clase. Casi al finalizar el mismo, tuvo que pasar a sus alumnos (universitarios de 18-19 años, aclaro que no estamos hablando de adolescentes o niños para que no penséis que las respuestas son de esos grupos) una especie de encuesta, que en realidad era una evaluación de sí misma. En ella, se pedía a los alumnos que de forma anónima dieran su opinión sobre su labor educativa. Una vez repartidos por ella misma y recogidas las respuestas igualmente por ella misma, tenía que llevarlas al despacho del director y leer cada una de esas opiniones delante de él. El trago fue difícil porque tuvo que leer ante su jefe (recuerdo que es una universidad privada) lo que sus alumnos pensaban de ella y entre todo esto había cosas como:
"No me gusta su manera de vestir", "odio su acento", "no me gusta su manera de dar clase"....y también algunas cosas buenas evidentemente, pero a ella en ese momento, las críticas hacia su persona le molestaron y le hacían dudar de si perdería su trabajo. Al terminar de leer todo, el director le preguntó: "Bien, y a ti ¿qué te parecen todas estas opiniones?" Ella contestó algo así como que, lo de su acento era muy difícil evitarlo y que pensaba que su manera de vestir no tendría que ver con su manera de dar clase, que debía mejorar esas cosas que le decían que no les gustaba al dar clase, y que algunas criticas parecían simplemente quejas por poner algo.
El director le dijo que, evidentemente, no iban a despedirla por su forma de vestir o por su acento, que lo que tenía que quedarse eran las quejas justificadas a las que podía poner remedio, es decir, mejorar en aquello que eran varios alumnos los que coincidían y continuar con lo que estaba haciendo bien.

Creo que fue hace un par de años, nos sorprendió un profesor de mi hijo mayor que, por su propia cuenta, hizo algo parecido. Mi hijo me lo contó porque sabía lo de mi amiga. Como a este profesor nadie se lo exigía, leyó las respuestas anónimas ante los propios alumnos (estos sí, de secundaria). Mi propio hijo venía asustado diciendo: "Ufff, mamá, es que algunos se pasaron, le dijeron que no les gustaba que siempre llevara una camiseta negra, que no les gustaba que estuviera gordo" ¡Qué valor el de ese profe! ¿No creéis? Pasar ese trago sin necesidad. Bien, pues luego, evidentemente, también respondió a sus alumnos, les dio la razón en cosas como que era demasiado exigente con la puntualidad y que intentaría mejorarlo porque reconocía que era cierto, ante algunos puntos referentes a que no les gustaba la manera de dar clase, pidió respuestas, pidió que se explicasen más y dijeran que era lo que no les gustaba y cómo creían que podía mejorarlo y, por supuesto, les dio también una lección educativa por la falta de respeto ante un sobrepeso cuyas causas desconocen y que no tiene que ver con su faceta de profesor.

Todo esto ¿por qué? Pues porque he vuelto a reflexionar sobre las notas, sobre lo que hago bien o mal, sobre si soy yo la que se equivoca y sobre como puedo convencer a mis hijos de que esos números y papelitos son lo que se pide por ahí....después pienso que, cuando tienes esos papelitos y los números, a veces tampoco sirve si no tienes otras cosas.

El último día de clase del pasado trimestre, el mayor recogió sus notas con un toque de su tutor delante de sus compañeros y los padres de los que se habían ido a la excursión de fin de curso, que evidentemente no le gustó nada. Al entregarle las notas le dijo, en palabras de mi hijo :

"Me tienes que demostrar las altas capacidades, estas notas son de un alumno mediocre..." 

¿Qué le dirían sus alumnos si le evaluaran a él? Seguramente se quedaría con las respuestas de los alumnos pelotas que siempre los hay ¿verdad? A nadie nos gusta que nos digan lo malo....a los alumnos de altas capacidades tampoco y menos delante del resto del mundo. Mi hijo que ya no se calla, se la jugó contestando "gracias a mi mediocridad los demás pueden destacar" y de este modo, que al profesor puede no parecerle la mejor actitud, se comportó aguantando otra posible respuesta más merecida.

Ya había salido y estaba conmigo pero entró de nuevo porque no estábamos seguros de si su hermano salía antes también ese día y, por primera vez, fue consciente de lo que era en realidad este sistema educativo para el que no está hecho y en el que no puede creer ni él ni nadie ya. Vino reflexivo (no sé si es exactamente esta la palabra) y sorprendido diciendo: "Mamá, es alucinante, montones de alumnos llorando por los pasillos por unas notas, por unos números que en muchas ocasiones deciden como les da la gana...esto no es normal ni justo". Llegó a casa y compartió su opinión en redes sociales, con faltas de acentuación porque lo hizo desde el móvil y le dio lo mismo en ese momento (aunque yo se lo hice saber después) pero, se expresó con tanta sinceridad que quizá es cierto que no importaba nada más. No es el único que piensa así, pero no todos tienen la valentía de decirlo, queremos un mundo mejor, un futuro mejor, que crean en ellos mismos y les hacemos ver que no sirven de nada, ni ellos, ni sus esfuerzos, ni sus valores, ni como personas...no sé como puede salir alguno con una buena autoestima. 
Mi hijo decidió que él también se iba a tomar unas vacaciones para descansar como harían sus profes, algunos de los cuales todavía no le han dado los exámenes corregidos con estas palabras:

"Hoy he sido testigo,del producto más triste del sistema educativo que tenemos implantado hoy en día: Decenas de alumnos y alumnas llorando por los pasillos del instituto por las notas, cómo pueden prepararnos para un futuro,haciéndonos llorar por unos números que no dejan de ser nada mas que eso,números. ¿Acaso la vida no es lo suficientemente cruel con cada uno de nosotros? Personalmente pienso que ya hay suficientes problemas,no digo esto porque esté descontento con mis notas ni quiero que nadie lo interprete mal, lo único que digo es que deberían plantearse cambiar las cosas,porque no puede ser que los alumnos pasemos 9 meses al año (si no son mas) sin poder vivir para sacar unos "númeritos" más altos. Con la excusa de que tenemos toda la tarde para hacer deberes, la misma tarde tienen ellos para corregir exámenes y tardan semanas,incluso meses... luego tienen la indecencia de mirarte a la cara diciendo: es que podéis dar mucho mas,o como me han dicho a mi: "Me tienes que demostrar las altas capacidades,estas notas son de un alumno mediocre..." valiente yo que en vez de partirle la cara,le he dicho que gracias a mi mediocridad los demás pueden destacar,no soy ningún héroe ni mucho menos,no me malinterpretéis, lo único que tengo claro es que nadie me hará llorar por unos números. Ale,a ser felices" 😂"


Sé que lo va a tener difícil, sé que en lugar de ayudar seguirán poniendo zancadillas, sé que, como he dicho desde primaria, el castigo que pagan nuestros hijos por tener altas capacidades es el fin del refuerzo positivo para pasar a la exigencia negativa, nada es nunca suficiente y nada está nunca bien y, a veces, incluso he pensado que, tal vez, (y sé que muchos lo hacen, y lo importante que es tener un puesto relevante porque también los profes hacen la pelota) con un poquito de dinero podría ayudar y seguir perpetuando nuestras reformas educativas y laborales como en este famoso vídeo de hace un tiempo con el que quiero poner la nota de "humor" al final de esta entrada:

domingo, 26 de marzo de 2017

¿Son vagos los superdotados?


A veces creo que es necesario empezar una y otra vez por el principio.
Entiendo que sea difícil comprender de que va esto de las altas capacidades y que algunos piensen que es un cuento porque estos niños lo único que son es unos vagos, "insoportables, malcriados y sinvergüenzas" como dije en mi TedX de 2013 (4 años ya, más los que llevaba por delante).
Lamentablemente, y aunque sí puedo decir que algún pequeño avance he visto, a veces, parece que todo vuelve a estar como al principio y que nada ha merecido la pena. Y no hablo sólo de lo poco o mucho que haya podido aportar yo, no. Son muchas personas las que se han movido, han hecho malabares con su tiempo, y se han dedicado de corazón a ayudar a muchas personas de manera totalmente altruista. Son muchos los que han intentado, y también conseguido en ocasiones, acercar el tema a través de libros, webs, etc, a profesores y orientadores y, por supuesto a padres que llegan en la mayoría de las ocasiones de la misma manera, preocupados, desorientados, perdidos....
Aunque tenéis la charla siempre en el lado derecho del blog y también en la ventana que habla sobre mi, hoy voy a dejarla de nuevo aquí porque, a pesar del tiempo pasado, tengo que decir que sigo cansada y que sigo deseando que el mundo se prepare porque aún no lo hemos conseguido y, siendo sincera, a veces lo veo imposible.




Es por esto que hoy quiero escribir un poco sobre lo que podría considerar "más básico". Eso que se repite mil veces y por lo que se discute otras tantas pero, mientras nos entretenemos en ello, seguimos sin avanzar. Y también es por ello que, si consigo tener más tiempo, espero poder compartir pronto un par de entradas que tengo en mente pero que me llevarán un poco de preparación para seguir intentando ayudar...a pesar de esa desmotivación que tengo últimamente, porque quiero volver a ser aquella que sólo trataba de sembrar semillas y que, creo puedo decir, alguna sembró.
Aunque ya había hablado de las diferentes Terminologías aquí, voy a volver a escribir un poco sobre ellas porque no todos han seguido mi blog desde el principio y, tampoco todos saben que nunca he "presumido" de tener dos hijos superdotados (hay quien tiene más), sino que he tratado de contar mi vivencia para mostrar que esto no es como se imagina. Evidentemente, con el título del blog y quien llegue nuevo y sólo lea un par de entradas, puede pensar de todo, pero no puedo obligar a nadie a leer toooooooda nuestra historia cuando son tantos años aquí contados. Pero, a ver, que me enrollo como siempre.
Los superdotados existen. Esa es la primera verdad, guste o no. Hay personas que tienen un CI superior a 130, como los hay que lo tienen de 110 o de 80. Ya sé que a los que lleváis tiempo con el tema os repatea el númerito, pero es lo que hay y de alguna manera hay que mostrarlo.
Existe algo que, no sé si todo el mundo conoce, que se llama "Campana de Gauss", voy a dejar que el que no la conozca la busque tranquilamente por google. Se llama "campana" precisamente por eso, porque tiene forma de campana, y su centro, o parte más alta de la curva, sería en la que se encontraría la mayor parte de la población, con una inteligencia media o normal cuyo CI podría oscilar entre 90 y 110 ¡Y ESO NO ES MALO! La campana tiene la curva más bajita a derecha e izquierda, esto quiere decir que hay menos personas con un CI inferior o superior a esa media ¡Y TAMPOCO ES MALO!. Se representa a la izquierda de la campana a las personas que tendrían una inteligencia "inferior", lo cual no quiere decir que no sirvan para nada, de hecho, CON APOYO, se está demostrando que muchos de ellos pueden hacer muchas cosas. Mientras más al borde de la campana estén, más difícil lo tienen evidentemente. A la derecha de la campana, se representan a esos que tienen un CI superior y que CON APOYO quizá podrían llegar a ser grandes talentos o mentes brillantes.
He remarcado "con apoyo" en los dos casos porque, con él, es como conseguimos que mejoren ambos grupos (esa es una de las razones por las que necesitan apoyo educativo), también es una de las razones por las que se habla de potencial en el caso de los superdotados y, se dice en muchas ocasiones que, sino se trabaja ese potencial "se les pasará". Me vais a perdonar en este punto por mi prepotencia al decir lo que voy a decir porque puede parecer que incluso hablo contra los "expertos", pero si os parece esto, es que realmente necesitáis escucharles más o, realmente no son tan expertos. El tener una inteligencia por debajo o por encima de la media no se va a pasar nunca (al no ser claro está que se de alguna lesión craneoencefálica), y para decir esto me baso en la lógica pura y dura y las experiencias normales que la mayoría de los mortales hemos podido comprobar. Como hace poco leí a una madre con hijo con inteligencia límite (esto es, que esta por debajo de la media pero casi dentro de la "bendita" parte "normal" de la campana por abundante) "Que alguien me diga que a mi hijo se le pasará esto y que incluso quizá pueda llegar a ser superdotado. Eso sí es imposible". Del mismo modo, una persona superdotada no va a dejar de serlo solamente porque no la veamos "brillar" o remover los cimientos de la ciencia, y sino ¿cómo es que "aparecen" superdotados en edad adulta que no han sido grandes genios de la humanidad? Porque los hay, y aquí los expertos lo dicen, incluso los identifican. Entonces ¿por qué no se les pasó? Si ellos sólo se sentían diferentes y no entendían nada....incluso muchos se sienten o sentían medio tontos.

Bien, también se habla de que ahora lo que se lleva son las inteligencias múltiples de Gardner. "Todo el mundo tiene un talento y todos servimos para algo" . ¡Por supuesto!!!¿Alguien lo duda? Todo el mundo puede aprender, a todos se nos dan mejor unas cosas que otras y NO ES MÁS INTELIGENTE EL QUE SACA BUENAS NOTAS, simplemente porque quizá, en clase, no se está trabajando esa inteligencia en la que esa persona podría destacar realmente. Aún así, y aún siendo conscientes de que todos podemos aprender ¿tenemos todos la misma capacidad para hacer algo?, es decir, si yo quisiera cantar opera, y entrenase muuuuucho, lo máximo posible mi voz ¿podría llegar a ser una gran soprano o mejor me compro unos CDs, como diría Odin Dupeyron, porque mi garganta no llega a tanto? (Os recomiendo pinchar sobre el nombre de Odin ☝ para escuchar su filosofía de vida)
Sobre esto también escribí en cierta ocasión poniendo como ejemplo a nuestro tenista Nadal: ¿Y si Nadal hubiera tenido que esperar?

Entonces, superdotados existen, y son un grupo dentro del de las Altas Capacidades. En este, incluiríamos la precocidad, esos peques que destacan pero de los que se duda porque seguramente "están sobreestimulados" y hay que esperar para confirmar....Mientras esperamos ¿por qué mejor no les atendemos no vaya a ser que en realidad sean ellos los que buscan y aprenden? ¿Sabéis que hay peques de 3, 4 años que OCULTAN lo que saben porque no se debe saber tanto tan pronto? Pues los hay aunque nadie lo crea, quizá el tiempo nos de la razón.
También incluiríamos dentro del grupo de Altas Capacidades a los talentosos, pueden serlo en un campo, en varios o....puede ser que sean superdotados y pasen a ser considerados talentosos en un campo ya que sólo en ese es en el que han podido liberarse y ser ellos mismos sin límites. Creo que esto no suele pensarse mucho pero....sólo voy a dejarlo ahí porque no sé si sirve de mucho extenderse.
Incluimos también a los niños prodigios en el grupo de Altas Capacidades. Estos sí son los que los profes y la sociedad en general considera superdotados. Estos SÍ actúan y entonces nos llama la atención y pensamos "Wow, este sí es superdotado y no el sinvergüenza que tengo yo en clase que a saber qué pruebas le han hecho"...y ¿quién sabe? Tal vez sea auténtica magia escucharle tocar el piano pero suspenda historia, y puede pasar aunque no lo creas 😲¿Te has quedado así?
Y, después añadiríamos a los genios, los grandes de verdad, los que han pasado a la historia aunque alguno de ellos se haya muerto de hambre porque en sus tiempos no supieron ver esa genialidad, lo cual demuestra que "el no verlos" viene de antiguo 😕

Una de las muchas conclusiones que se pueden sacar de aquí es que, considerando que la población mundial sea de aproximadamente 7.000.000.000 de habitantes (para poder calcular más fácil) y, teniendo en cuenta que se considera que aproximadamente un 2% serían superdotados (si hablamos de Altas Capacidades la cifra aumenta considerablemente, pero quiero tirar por lo bajo), si las cuentas no me fallan habría unos 140.000.000 
¿Alguien sería capaz de hacerme un listado con esa cantidad de "superdotados superchachis" de esos ideales que la gente piensa que son?...Apuesto a que sería más fácil sacar un listado de cualquier otra cosa con esa cantidad. ¿Dónde están todos esos superdotados "VAGOS" que no cambian el mundo y, sobre todo, POR QUÉ no lo hacen?
Algo se está haciendo mal, ¿cómo podría hacerse bien? Ojalá tuviera la respuesta exacta pero está clarísimo que como se hace hasta ahora no.

Muchas mamás me escriben con el "susto" de que su hijo o hija ha sido identificado con Altas Capacidades, o que piensan que puede serlo y, muchas desean que no lo sea (aunque haya tantas personas que crean que presumimos y lo deseamos para hacernos notar) porque no quieren pasar todo lo que otros han, hemos o estamos pasando. Las hay que incluso repiten las pruebas varias veces hasta conseguir un no, por raro que os parezca, las hay que lo ocultan precisamente para evitar que las tachen de todo y así es como nos quedamos solas, incomprendidas, rechazadas, cansadas, hartas.....pero, aún así, mi respuesta suele ser la misma para todas: Tu hijo o hija, no va a cambiar, es lo que es, te guste a ti, al mundo, a sus profes o a quien sea, y lo único que vas a tener que hacer es armarte de paciencia y ser consciente de todo lo bueno para poder soportar lo difícil. No todos lo pasan tan mal, hay momentos buenos (los veranos sobre todo son vacaciones de verdad porque apenas solemos tener problemas diferentes a los del resto de las madres😉) Y, tenemos que hacer ver que, esto que yo cuento, esto con lo que tantas personas se sienten identificadas, es una realidad que está ahí y no es cómo se piensa. Tenemos que dejar de tener miedo y de sentirnos culpables. Es difícil, cansado, no puedo decir que no, pero en esto deberíamos estar todos y todas más unidos. Somos pocos, menos aún los identificados y lo pondrán difícil para que no nos convirtamos en una multitud que pueda hacer tambalear algo, pero creo que los que estamos, tenemos en cierta medida algo así como una obligación por todos los que lucharon delante y nos enseñan tanto y por todos lo que vienen detrás y que se encuentran tan perdidos como nosotros al principio.

Entonces ¿son vagos los superdotados? Aunque en ocasiones me tiente decir que sí porque no dejan de ser chicos y chicas que también tienen sus momentos y que no son pitagorines y que, quizá su inteligencia no se trabaje en clase, lo único que están es desmotivados, aunque esto también sea difícil de entender y casi imposible de lograr porque a mi también me cuesta encontrar la manera de motivarles por supuesto, pero al final, creo que, nuestros chicos y chicas, igual que todos los demás, lo único que necesitan es que les queramos como son y sobre todo, que creamos en ellos.








jueves, 2 de marzo de 2017

A mí no me parece. Casos prácticos para comprender la alta capacidad

Hace bastante tiempo que no hablo de ningún libro por aquí y, aunque este ya salió a finales de 2015 si mal no recuerdo, se me había quedado guardado en el cajón y no quería hablaros de él sin volver a leerlo.
Una amiga me lo regaló al poco de que saliera y recuerdo que me lo leí de una sentada, quizá por eso mismo, al no hablaros de él en aquel momento se fue quedando y, seguramente a estas alturas muchos ya lo habréis leído, pero por si queda alguien por ahí os cuento.

Los autores de "A mí no me parece" son Félix y Pepe del Centro Ayalga (desde cuya web podéis comprarlo si lo deseáis) y Eva, a quién ellos mismos evaluaron como superdotada una vez adulta y que se siente identificada con muchas de las vivencias del libro.

La diferencia de este libro con respecto a otros es la "exposición de reflexiones para poder conocer mejor la superdotación"..."porque cuando uno conoce su diagnóstico no mejora de inmediato, pero empieza su viaje para conseguirlo".

En varias ocasiones insisten en que de nada sirve tener un potencial extraordinario si no se desarrolla ya que la alta capacidad no es solo tener un desarrollo mayor de aptitudes intelectuales, si no que es una distinta configuración cerebral, algo biológico, una emotividad, personalidad, creatividad, temperamento... que se desarrollan de manera diferente a la población normalizada.

Hacen ver la diferencia entre alta capacidad y alto rendimiento, pero no sólo eso, sino que con pequeños ejemplos intentan mostrar cómo la idea que suele tenerse de alta capacidad no tiene nada que ver con lo que realmente es.
La introducción ya termina con un par de frases muy clarificadoras:

"Las altas capacidades intelectuales son una característica de un grupo de personas, y no deberían nunca ser vistas como un problema. La alta capacidad no es ser más inteligente, es un modo distinto de serlo".

Esta última frase que tantas veces he dicho y que, seguramente no he sabido explicar, podréis entenderla mejor leyendo las páginas de este libro en el que se habla de la personalidad, las emociones y las distintas desincronías de estos niños y niñas.

Especial mención merecen dos capítulos (por destacar algo porque es para leerlo entero, tanto familias como maestros, es un libro para todos), el que habla de los "Problemas de aprendizaje", en el que con claros ejemplos, que además son reales ya que llevan muchos años trabajando en colaboración con APADAC Asociación de Padres de Alumnos de Altas Capacidades del Pdo. de Asturias, explican las causas por las que no existe normalmente una relación directa entre altas capacidades y alto rendimiento escolar, hablan también de casos en los que se une la alta capacidad con, por ejemplo, dislexia o discalculia.
El otro capítulo, que me gusta pero se me queda corto (Nota para los autores: si os animáis a escribir un libro entero sobre esta parte aquí una que seguro lo leerá 😉) es el de "¡Qué viene el coco! La temida adolescencia".

Comienza con unas preguntas que para mi casi eran afirmaciones al leerlas: "¿Qué pasa cuándo el desgaste familiar y personal ya es muy alto?¿Qué sientes al pensar que lo peor está por llegar?" 
Yo puedo dar fe de ese desgaste en todos los sentidos, tanto que ni me quise plantear que lo peor está por llegar aunque a veces lo tema (no nos vamos a engañar), pero sí creo que muchas familias  de niños con altas capacidades seguramente coincidamos en que estos niños parece que empiezan la adolescencia más temprano que los otros y, del mismo modo la "terminan" antes, cosa que creo que influye a la hora de sentirse más diferentes de sus grupos de iguales también, pero bueno, esto último es cosa mía, mejor leed el libro que está escrito por profesionales que saben muy bien lo que dicen.

Si hay comportamientos de tus hijos (o de tus alumnos) que a veces no entiendes de dónde vienen, este libro puede ayudarte a entender muchos por qués. Si además tenéis la suerte de poder acudir a alguna de sus charlas, después de haber podido verlos en directo en el Congreso de Asturias, también os lo recomiendo porque además de ayudarte a entender muchas cosas te animan a tomarlas con humor.
Os informo también, que el próximo 8 de marzo realizarán una emisión en directo (webinario) según anuncian en su facebook, titulado: "La alta capacidad no está sólo en la escuela" de 20:30 a 21:30 hora española por si estuvierais interesados.

Si queréis conocer otros libros de los que he hablado en otras ocasiones podéis verlos en esta sección:


sábado, 25 de febrero de 2017

¿Cuál es el papel de las familias en el sistema educativo?

En la pregunta con la que empiezo digo "sistema educativo" porque qué pinto cómo madre en la educación de mis hijos lo tengo más claro.

El pasado fin de semana finalmente tuve la suerte de poder asistir a una de las conferencias que ofreció César Bona en mi ciudad, organizada por un centro comercial. Sí, sí, como leéis ¡un centro comercial! 
Es de agradecer que este lugar la organizase (aunque tampoco resultara una organización "excelente") pero creo que demuestra una vez más lo implicadísima que tenemos a la delegación de Educación y la Universidad leonesas en temas educativos. Ningún representante de la administración, cómo suele ocurrir, ni nadie de las "altas esferas". Pero vamos, que lo contrario sería realmente lo sorprendente.

Al comenzar la conferencia César pidió que levantásemos la mano para ver cuántos profes y cuántos padres estábamos por allí. Desde mi punto de vista calculo que más o menos mitad y mitad, muchos profes, pero muchos padres también (unas 500 personas). Era sábado por la tarde así que cómo siempre, contenta con la cantidad de profes con ganas de aprender...pero el final fue muy distinto.

He estado pensando mucho, intentando ver si soy yo la que está "susceptible" últimamente. Intentando digerir lo que escuché y tratando de quedarme con lo bueno, como procuro hacer en la medida que puedo. Y sí, hubo bueno claro, un par de profes en el turno de preguntas finales me "consolaron" pero lo demás no podía creerlo.
Me sentía como en una burbuja aparte, me preguntaba dónde había estado yo todo este tiempo...le decía a mi amiga...pero ¿esto???  Salí entre decepcionada, cabreada...sobre todo decepcionada, decepcionadísima. Os cuento y, a ver si vosotros, desde vuestro punto de vista me hacéis cambiar de idea pero en principio la respuesta a la pregunta "¿Cuál es el papel de las familias en el sistema educativo?" para los profes es:

NINGUNO, NO MOLESTEN SI NO ES PARA APLAUDIR POR FAVOR

Siento si alguien puede sentirse ofendido pero así me sentí yo.


La teoría resultó bien. César habló de su último libro, de las escuelas que visitó, 7 para más información, y de cómo trabajan en ellas. Si leéis, o habéis leído el libro eso fue lo que contó así que no voy a extenderme. Ni siquiera puedo compartir el vídeo de su conferencia porque desde el centro comercial al parecer han decidido que era mejor dejar solamente unos fragmentos de las diferentes charlas eliminando las que estaban completas así que lo siento...

En el turno de preguntas una madre, con ese tono que solemos adoptar las madres cuando no queremos ofender pero sí dejar clara un poco nuestra postura o preguntar algo que no nos entra en la cabeza, comentó que su hijo tenía déficit de atención, y preguntaba por qué si los padres se forman cuando tienen un hijo con una necesidad especial los profes, no aprovechan la primera vez que les toca uno de estos alumnos para aprender ya que ellos saben que les servirá para más ocasiones. La respuesta de César Bona súper aplaudida por la gran mayoría asistente fue corta:

 "Aquí hay muchos profes formándose un sábado por la tarde"😲

¿Perdona???? ¿Los padres estábamos allí pasando el rato???? Después de 2 horas diciendo que hay que escuchar a las familias, que "la escuela la cambiamos TODOS, no sólo los profes" (palabras textuales), que hay que "compartir" y "dialogar", y sobre todo esa gran "definición de escuela" que apunté en mi cuadernito (porque sí, suelo intentar tomar notas) y que ahora le paso a Bart Simpson:



¿Cómo puedes dar esa respuesta??? 

Pero hay más, esperad.
Una profe de instituto muy implicada ella, le preguntó cómo podrían motivar a los padres a "entrar" en el instituto, ya que era muy difícil implicarles y nunca asistían a las fiestas del magosto y carnaval tan chulas que organizaban...JAAA, JAAA, JAAAAAA...Perdona si me lees pero, ¿eres madre? ¿Te das cuenta de tu pregunta?

Afortunadamente otra mamá le contestó muuuuuuuy bien. Esa madre empezó recordando como la LOMCE deja fuera de las escuelas a las familias, como en algunas los padres ni siquiera tenían un lugar donde reunirse, y que como madre lo que le interesa es la EDUCACIÓN de sus hijos y no el carnaval o el magosto (qué por cierto yo añado, en el colegio al que fueron mis hijos eran organizadas por los padres y los profes ni aparecían)
¿Quién aplaudió? Yo sola (sí, fui yo la que empezó para los que estuvieseis) y se me unieron 4 o 5, no sé si por vergüenza ajena y no dejarme sola o si porque realmente pensaban como esa madre. Era un poco mi manera de demostrar la frustración que estaba sintiendo y que estuve a punto de explicar cuando habló otra mamá-profe. 
Esta se había dedicado a la docencia después de que tuviera problemas con sus hijos y ahora se dedicaba a la educación de adultos, a sacar adelante a todos esos que en su momento fueron fracaso escolar....A esta sí que hubiera sido un gusto que la hubierais podido escuchar, se extendió emocionada contando más cosas pero yo tenía tal cabreo encima ya que imaginaba que la estaban "oyendo" pero no escuchando, sobre todo cuando veías las incrédulas caras de algunas jóvenes cuando hablaba de personas que tenían incluso 2 carreras y no tenían trabajo o era uno muy por debajo de sus cualidades....¡Me parece increíble que todavía haya personas que piensen que esto no existe! Yo pensaba en las personas que conozco en situaciones parecidas y....en fin....De donde no hay está claro que no se puede sacar.

Lo único que escuché fueron quejas hacia los padres:

 "Es que yo no quiero que mis alumnos usen libros de texto pero vienen los padres y me dicen que los haga"
Como madre soy consciente que a lo mejor has llegado nueva este año al cole y no has podido avisar antes, pero si no vas a usar libros, por mi encantada, pero avisa, más que nada porque me cuestan una pasta que ahora ya ni con becas ni con los famosos RELEO porque han decidido cambiar la ley y con ella las portadas y el orden de los temas de los libros, suficiente para que no me sirvan los de años anteriores, así que entiéndeme si pido que os aclaréis. Por otro lado luego haré un apunte de los libros de texto.

"Es que los padres no vienen nunca, no entendemos por qué, siempre son los mismos y encima suelen ser los de "LOS BUENOS"   😱Tomaaaaaaaaaaaaaaaa....ahora vas y lo retuiteas...¿Por qué??? 

Pues sí todavía no lo has pillado te lo explico por sílabas: E-TI-QUE-TA

La cantidad de veces que hemos tenido y tenemos que escuchar eso de: "No, mejor que no lo etiquetes porque luego..." y resulta que siguen etiquetándolos en BUENOS y MALOS. ¡Con lo sencillo que era y nos lo queríamos perder!!! De verdad ¡qué fuerte todo!! ¿Y todavía os preguntáis por qué no van los padres???

César que tiene un buen listado de frases chulas dijo en su charla (también la tengo apuntada, menos mal porque sin vídeo se me hubiera olvidado así que ya sabéis, llevar libreta cuando vayáis a estas cosas y tomad apuntes):

 "El pensamiento de todos los profes debería ser ¿Cómo podemos mejorar?"

Yo creo que a día de hoy puedo añadir una idea más. No se trata sólo de formarse, cosa que siempre he aplaudido porque sé que os tenéis que buscar la vida, se trata de empezar a poner en práctica de una vez eso que aprendéis y esas teorías tan bonitas (la de escuchar a los padres también si puede ser), porque las palabras se las lleva el viento, pero probando las cosas es como podemos aprender y ver si funcionan o no.

Dejad de buscar excusas y empezar a mover el culo. La administración pasa de vosotros, los padres si seguís así dejaremos de creer en vosotros y mientras discutimos por absurdeces los chicos y chicas siguen pasando por las aulas muertos de asco y decepcionados no sólo con sus aburridas clases y sin saber "Para qué" (otra de César) les sirve lo que aprenden sino decepcionados con esta banda de adultos borregos que pretenden ser su ejemplo entre los que me incluyo por supuesto. Pero al menos yo lo intento y, como madre, también me formo. Esto también sería motivo de reflexión para los profes cuando pensáis que se os ha perdido el respeto. 

¿Por qué hoy en día tienen que formarse los padres para ayudar a sus hijos? 

Y no, no me digáis rápido que porque somos de esta o aquella manera, que nuestros padres no andaban con tanto cuento. Reflexionad un poquito antes de contestar.

Para terminar el apunte de los libros. Otra conclusión decepcionante a la que he llegado entre unas cosas y otras es que no queréis los libros de texto, quizá para parecer muy modernos, pero necesitáis las guías didácticas, y si hubiera una para cada necesidad educativa con cada paso que dar, y qué funcionase a la primera, y que los resultados fueran exitosos siempre ya sería la bomba, pero ya ves, igual que para los padres, los niños vienen sin libro de instrucciones...afortunadamente porque eso significa que todavía nos quedan personitas y no robots. Personitas que lo tienen muy difícil pero espero resulten más, pero mucho más inteligentes que nosotros y que no sigan nuestro ejemplo y nos le matemos las pocas ganas que puedan tener porque los hay geniales, con tanto que aportar, con tanto que nos estamos perdiendo que más que pena a mi lo que me da es vergüenza ya.



jueves, 26 de enero de 2017

La discriminación (y maltrato) del sistema educativo a los alumnos de Altas Capacidades

También podría añadir de la sociedad en general a este título tan "provocador" que me da igual lo que pueda parecer a nadie porque es lo que está pasando.
Creo que esta vez voy a extenderme un poco así que pido disculpas porque sabéis que no me gusta hacer entradas muy largas para no aburriros pero esta vez hay que explicarse.
Comencé a escribir este blog en enero de 2012 (concretamente un 9 de enero) Ya el 22 de ese mismo mes hablaba de que "No es fácil" todo esto, y sé, que un tiempo después (acabo de darme cuenta cuántas cosas he escrito aquí que no encuentro la entrada) me preguntaba por qué abandonaron la lucha otros antes que yo. Creo que, el vídeo que subí en directo al facebook el lunes es una de las respuestas pero con una pequeña diferencia en mi caso. Estáis ahí y no sabéis cómo agradezco vuestro apoyo, animo, consuelo y sobre todo RESPETO, mil gracias de corazón. Habrá habido o habrá comentarios contra ese directo pero hasta este momento tengo que decir que de los ¿300??? que creo habré podido leer hasta ahora entre facebook y grupos o personas que conozco que lo han compartido no he visto ninguno que no haya sido de apoyo y comprensión. Lo malo de esto ha sido comprobar que son taaaaaaantas familias de todo el mundo que lo entienden por haberlo vivido en primera persona y no sólo una vez. Eso sí me entristece.

Antes de seguir quiero contaros otra pequeña historia. Mi madrina (que en paz descanse) fue profesora en un instituto de Barcelona. Daba clases de latín y era de carácter serio y tranquilo. Nosotros teníamos la imagen de que sería una profesora seria, quizá incluso aburrida, pero en una ocasión que estuve con ella en Barcelona ¡los alumnos y ex-alumnos la paraban por la calle para saludarla y contarle qué estaban haciendo!!! Yo me sorprendí porque hablamos de adolescentes que estudiaban latín por obligación entonces (los de mis tiempos lo recordaréis ¿verdad?) y recuerdo que le dije: "Jolin, tienes que ser una súper profe porque yo no pararía a casi ninguno de los que tuve y menos para contarle esas cosas y bromear con ellos". Sonriendo me dijo: "Sí son muy majos, con cosas de adolescentes pero tienen mucho que decir". Nunca olvidé aquel momento.
Cuando decidí estudiar magisterio ella habló conmigo muy seria y me preguntó:
- ¿Estás segura de que quieres estudiar Magisterio? Ten en cuenta que tendrás que estudiar siempre, toda la vida, no sólo durante la carrera, porque salen cosas nuevas, hay que seguir aprendiendo siempre, ponerse al día y a veces es duro y cansado. ¿Estás segura? Tienes que tener esto muy claro, es lo único que yo puedo decirte.
Yo lo tenía muy claro y le dije : "Sí. ¿Tú podrás ayudarme cuando no sepa algo?"
- Por supuesto. Y si de verdad estás segura adelante.

Terminé mi carrera en los 3 años correspondientes, no ejercí oficialmente nunca (sí he dado y sigo dando a veces clases particulares) pero NUNCA, jamás, he podido dejar de aprender y de seguir viendo las novedades que podía, de investigar, de preguntar y con lo que me ha tocado muchos sabéis que tengo más años de "especialización" en Altas Capacidades que en la propia carrera de magisterio.
Contaría más cosas sobre esto pero a día de hoy he de confirmar esa frase que circula por ahí y que dice: "A veces, que tu sueño no se haga realidad es un maravilloso golpe de buena suerte".
No me arrepiento de haber estudiado lo que siempre quise, pero me alegro de no formar parte del sistema educativo desde ese lado. Sí, me presente el año pasado a las oposiciones, cierto. Hoy confirmo que fue un golpe de suerte no pasarlas. Y lo digo de verdad.

¿Por qué toda esta historia? Para que sirva a los futuros profes y maestros, para que la tengan en cuenta los que lo son, para que se lo piensen los que no están seguros de si quieren o no quieren, para que me entiendan esos a los que apoyo y apoyaré siempre por intentarlo y seguir aprendiendo. Para animar a los que dicen que no están preparados y repetirles como hice en la última jornada de León que SÍ estáis preparados aunque sea difícil. Que el camino se hace andando, no quedándose quieto y acobardado o acomodado.

La tutoría del lunes, pasado este tiempo, habiéndolo pensado y repensado y vuelto a pensar sin conseguir entender me ha llevado a deducir solamente que fue un ataque contra mi simplemente pero también tiene un lado positivo que es del que me he podido dar cuenta después. Primero os contaré un poco como fue la conversación. Quiero dejar claro antes de nada que todas las palabras, aunque intentaré escribirlo como un diálogo para no extenderme demasiado, no van a ser las exactas que nos dijimos evidentemente porque a tanto no llego, ni grabé la conversación. Se supone era una tutoría "normal" para hablar de la evolución de mi hijo, igual que se llamó ese mismo día a otros padres para lo mismo. O sea, lo primero que quiero que quede claro es que yo no pedí la cita para nada. Mi hijo suspendió 3 asignaturas el primer trimestre, una de ellas la que le da este profesor. Él (mi hijo) ya me había dicho que no entendía sus explicaciones porque estaba acostumbrado al profesor que le había dado clase los dos últimos cursos y le costaba y que cuando le preguntaba, el profesor le decía que hiciese todos los ejercicios de "su" blog y si seguía sin entender le volviera a preguntar. Los hizo, doy fe, esta vez puedo decirlo porque yo estaba con él intentando buscar las explicaciones de los ejercicios en ese blog donde no conseguí encontrarlas. Al volver a preguntar al parecer, la respuesta del profe fue algo así como que no los había hecho porque sino lo sabría. Después de hablar el lunes con el profesor, creo a mi hijo.

Tras el saludo de buenas tardes y poder tutearnos...

-Bueno, pues ¿qué tiene que decirme de su hijo? (último pequeño inciso, sí, soy tonta, ya me lo han dicho en casa y vosotros lo pensareis igual: ¿Cómo que qué tienes que decir de tu hijo si fue él quién te llamo?)

- ¿Que qué tengo que decirle de mi hijo? Pues, que creo tiene que esforzarse un poco más ¿no? Porque si ha suspendido es que necesita hacerlo un poco mejor.

- Sí pero es que, a ver, yo tengo aquí que su hijo es...es un alumno de Altas Capacidades, y bueno, para mi esto no son altas capacidades.

- Una cosa es altas capacidades y otra es alto rendimiento, eso para empezar, pero vamos, yo no he venido aquí a hablar de altas capacidades, he venido a hablar de mi hijo.

- ¿Alto rendimiento?

- Sí, los que sacan sobresalientes y notables

- Es que claro, ahora con tanta psicología y pedagogía nos quieren... porque claro, es que para mi, vamos a ver...Alta Capacidad es...a ver capacidad es y entonces claro, si un alumno con capacidad me entiende, uno con alta capacidad lo tiene que pillar al vuelo, vamos que lo tiene que ver clarísimo

- O no porque ellos aprenden DIFERENTE

- ¿No? ¿Cómo va a ser que no? Es que, además matemáticas, lo tiene que ver a la primera. Cuando yo estudiaba, yo no soy de alta capacidad lo tengo claro, yo tenía que esforzarme y preguntar porque no lo entendía, y mi compañero es que a la primera, para mí él tenía alta capacidad (esta vez no hago un inciso, hago una llamada desde el cariño al profesor Tourón que quizá pueda entenderme una vez más lo que le expliqué de la palabra superdotado. Como me dijo, usted y yo lo entendemos y sabemos que significa cada cosa, pero esto sigue estando en los centros educativos de nuestro país)
Es que tengo otro alumno de altas capacidades en clase y él ha suspendido 5 y su hijo 3, y tengo otro alumno que no es de altas capacidades y le ha costado pero se esfuerza, pregunta, en casa hace los ejercicios y claro saca unas notas...para mi ese es de altas capacidades suponiendo que existan porque claro, es que los test de hoy en día, claro miden unas cosas pero...¿me va a decir usted entonces que los que sacan sobresalientes entonces no son de altas capacidades?

- Nooo, por supuesto que no, yo no he dicho eso en ningún momento, algunos lo serán y otros no. He dicho que no tiene que ver. ¿Sabe que el 50% de los alumnos con alta capacidad acaban fracasando en la secundaria, muchos no llegan al bachillerato y otros se dan la vuelta en la puerta de la universidad? Y se lo digo porque los conozco, porque me lo han dicho, porque me han explicado sus razones. 

- Pues no lo creo

- Pues ahí tiene su papelito y los dos casos delante de sus narices, lo acaba de decir, tiene 2 alumnos de altas capacidades que suspenden y uno que no es y saca muy buenas notas, pero vamos, que he venido a hablar de mi hijo. Olvídese de que tiene altas capacidades. Olvídelo y dígame que podemos hacer.

- Si es que no creo en estas cosas pero a mi me han dado un papel donde pone que su hijo tiene altas capacidades y yo tengo que hacerle una adaptación curricular, pero claro, si suspende yo no puedo darle un libro de matemáticas a mayores para que lea porque eso sería si se aburriera porque se lo sabe todo
(aquí se me escapó un puff y creo que fue cuando la rabia empezó a llenarme los ojos)

- No se preocupe usted que jamás en la vida tendrá que hacer una adaptación curricular de su asignatura a un alumno de Altas Capacidades en Bachillerato. 
A ver, el problema que dice mi hijo es que, estaba acostumbrado al profesor que le ha dado los dos últimos años y no entiende bien sus explicaciones.

- ¿Cómo no las va a entender? Vamos a ver, llevo 30 años de carrera y nada más dar la clase ya ves quien te entiende, quien no, quien llega, a quien le cuesta. El otro alumno de altas capacidades al que ya he dado otros años ya me reconoció que no hizo nada, su hijo todavía no, pero vamos, que está claro que no lo hace todo. A ver, ha recuperado el primer trimestre con el examen del otro día, pero vamos, con un 5 y poco, o sea que tampoco...Vamos, si él o ustedes se conforman con el 5 yo ya no digo nada

- A ver, lo primero, nada más salir de la recuperación ya me dijo "Mamá, estoy más tonto, no sé si no suspenderé porque hice un ejercicio en sucio y lo hice bien, y al pasarlo al examen me equivoqué en un número y la fastidié". Yo le dije, ¿has guardado esa hoja en sucio? No te va a servir pero para que vea que sí lo has hecho y para comprobarlo yo en casa cuando lo traigas. Y efectivamente vi el número mal puesto y ya le dije

- Hombre, yo si tiene bien desarrollado el problema y el resultado no le da porque veo que ha sido un fallo de un número no le bajo puntuación por eso

-También me ha dicho, de hecho lo he visto porque nos envía los exámenes con notas a casa para que los firmemos como dijo en la reunión de principio de curso, que le bajó puntuación en uno de los ejercicios porque, aunque estaba bien, él lo había desarrollado de otra manera y no de la que usted consideraba mejor a pesar de que el resultado era correcto

- Bueno, vale, pero entonces en las otras asignaturas ¿qué pasa?¿qué tampoco las entiende? Porque ha suspendido otras asignaturas

- Sí, pero ahora estábamos hablando de la suya. Vamos a ver. Usted si tiene un alumno que saca sobresaliente ¿qué hace? ¿está contento?

- Hombre, pues claro

- Vale, pues ahora, si le dan un papel de ese mismo alumno en el que dice que tiene altas capacidades usted que hace

- Pues nada, lo mismo no sé. Lo veo normal

- Pues yo le voy a contar lo que se hace con estos alumnos en primaria. Sacan dieces, lo cogen todo al vuelo como usted dice, pero en cuanto les dan el papel, ya no vale el 10, ya tiene que ser un 10 pero más rápido y mejor. ¿Usted cree que cuando lleguen a secundaria van a tener ganas de seguir sacando dieces? ¿Sabe lo que es ver a un niño de 9 años llegar a casa y tirarse desesperado en la cama gritando que quiere operarse el cerebro para dejar de ser superdotado? ¿Sabe qué es ver a un niño de 8 o 9 años llegar llorando cada día a casa porque saca las mejores notas pero no es el mejor de clase? Pues eso se les hace a los niños de altas capacidades y cuando llegan a secundaria, ustedes no saben esto y esperan milagros y dicen que se esfuercen y que no lo ven y ahora, cuando llegan a bachillerato ¿pretenden que levanten la mano y pregunten? Pues ESTO es lo normal, esto es lo que pasa. (Maria Dolors, y todos los que me  decís que no debo mostrar debilidad, todo esto lo dije entre lágrimas pero entera, lo siento, al menos lo dije) Así que, mi hijo ha suspendido y tiene que mejorar. Quedamos en que tiene que esforzarse más ¿no?

- A ver, tiene que ir cogiendo rodaje sí

- Muy bien, pues a ver si lo conseguimos y a ver si le responden a las preguntas



Más o menos resumido algo así fue, lo demás, lo habéis visto. Diría muchas más cosas, muchísimas, pero hoy ya no. Seguiré contestando vuestros mensajes. Gracias a todos los que me habéis escrito con el mismo sentimiento desde diferentes puntos de España (León incluido), Uruguay, Argentina, México, Canadá...Estoy abrumada y entristecida a partes iguales.

Ah, perdón. Falta lo positivo claro. Falta añadiros el empuje. ¿Sabéis por qué pienso que ha ocurrido esto? Es el resultado de las semillas plantadas, es el resultado de las quejas anteriores, el resultado de mis criticas y quejas a personal que sí nos apoya y el resultado de que se avanza. Este año han recibido el "papelito" informando de los alumnos con altas capacidades a los que tienen que atender y ¿qué me estás contando?¿que tengo que hacer qué? Lo sé, estoy segura porque sabéis que otros años a mi hijo mayor le preguntaron otros profes si lo era después de "ver" cosas y él les contestaba "Se supone que está en el informe, sino lo ha visto", Ahora no, ahora va por delante...Caminamos. A nosotros nos llega tarde, no nos quedan más que dificultades en este sistema educativo, pero se camina, no os canséis para que no sean necesarios los 1000 años que dice mi hijo y sea mucho antes cuando nuestros hijos y familias dejen de ser discriminados y maltratados por esta sociedad.

El profe también me dijo: "Es que claro, esto de ser superdotado es una desgracia". Le contesté y lo dejo aquí bien claro:





PD. Los papás del alumno de sobresalientes le pagan una academia para que le expliquen la asignatura. Lo que sé del otro alumno de altas capacidades de la clase de mi hijo no lo digo aquí pero es muy triste que un joven piense así y sinceramente, viendo lo visto, le deseo suerte y me gustaría que una vez que lo consiga lo cuente. En la conversación evidentemente se me dio los nombres de todos esos otros alumnos cuando yo iba a que me hablasen del mío, o sea, su privacidad, como imagino ocurrirá con la del mío al garete.Mi hijo ha aprovechado su rabia para empezar a componer una canción.
Abrazos, animo y adelante. Se teme lo que no se conoce y ya hay quien nos teme. Me caí, pero me levanto de nuevo y cambiarán las cosas que sean necesarias. Hace mucho dije que lo que estos alumnos necesitaban era bueno para todos, y el cambio se está dando, la sociedad lo frena...Otro día os daré una visión un poco diferente de las notas



miércoles, 11 de enero de 2017

Nuestros "momentos" ahorrados

No sé si recordaréis el regalo de Reyes que hice el año pasado a mi familia. Se trataba de "Ahorrar  buenos momentos" en la que sería nuestra Hucha de los buenos momentos. Por si acabáis de llegar al blog o no lo recordáis os lo conté aquí:


Finalmente hemos esperado hasta pasados Reyes para abrirla. Cada taco de papeles pertenecía a un miembro de la familia así que en esta última imagen de la hucha cerrada no sé si podréis apreciar la diferencia de gasto entre unos y otros, con lo que no estaba muy segura de si la idea habría resultado.




Me costó un poco abrir la hucha en cuestión, o sea, que elegí bien lo que pretendía: que no se pudiera abrir. Pero una vez conseguido empezó la emoción ¡Qué gusto ver tantos colorines!! 😃




Ya sabéis, teníamos que poner nuestro nombre, fecha y un buen momento del día. Como imaginaréis, a pesar de que se ve mucho montón, no todos los días cumplimos con la hucha, aún así os lo recomiendo de verdad y estoy por repetir este año aunque sólo sea para mi. 
Ha sido un año intenso, con pérdidas importantes y momentos no muy buenos, pero abrirla y comenzar a leer me ha dejado un buen sabor de boca. Lo he disfrutado y creo que alguno más en casa también. 
He confirmado lo que siempre digo (y me dicen) que soy de apreciar las cosas sencillas y pequeñas (En algún papelito tengo puesto como buen momento el estar "¡planchando sola y tranquila escuchando música!!!" No me lo puedo creer 😂😂)
 Hemos podido ver cómo algún día hemos compartido el mismo buen momento porque cada uno daba su versión y entre todos lo recordamos y nos reíamos de haber puesto lo mismo. 
He podido ver qué es lo que les ha hecho felices la mayoría de las veces ¡y hasta tienen algún día el ir a clase!! Se lo he recalcado para cuando se quejan y me dicen riendo: "Es que ese día no tenía otra cosa que poner" jajajaja
También me han sorprendido los de mi marido, del que no suelo hablar aquí, pero, aunque fue uno de los que menos papelines guardó, sí que me sorprendieron para bien.
Además de todo esto, una vez leído, he enviado algunos whatsapp a personas que hicieron posible alguno de esos buenos momentos ahorrados (no a todos, que lo sepáis si no os ha llegado) y su reacción ha sido un nuevo regalo esta vez para el 2017. Después de todo, tampoco solemos dar las gracias a menudo a los que nos han permitido disfrutar de su compañía para recordar ese instante como un "buen momento".

Os dije que os contaría los resultados y aquí están. Aunque hayan pasado los Reyes os invito a ahorrar buenos momentos de alguna manera. Quizá también os puede servir como un regalo de cumpleaños diferente, insistir en que lo hagan. Aunque no sea todos los días, durante un año, por pocos que guardes apuntados siempre será más que si lo malo no te deja ver que también ha habido momentos que merecieron la pena. 
Quizá si estáis pasando un mal momento no os apetezca, pero recordad que lo mío no surgió en el mejor de los momentos y, tal vez, en los momentos difíciles puede ayudarnos incluso más, para así aprender a apreciar lo verdaderamente importante y conocernos un poco más, conocer qué es lo que nos hace felices más a menudo para darle la importancia que merece a cada cosa.

Y hoy, no me queda más que desearos un muy Feliz Año Nuevo lleno de los mejores momentos. Que, aunque no los guardéis de esta u otra manera, los conservéis en vuestro recuerdo para no perder nunca la sonrisa. Disfrutad de lo bueno de vuestros hijos e hijas y sigamos haciendo lo posible porque sean respetados, entendidos y atendidos como necesitan.

(Por cierto, mi regalo de este año ha sido diferente, libros para todos, pero creo que os hablaré de los que llegaron para mis hijos porque parece que han sido un éxito)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...