miércoles, 11 de enero de 2017

Nuestros "momentos" ahorrados

No sé si recordaréis el regalo de Reyes que hice el año pasado a mi familia. Se trataba de "Ahorrar  buenos momentos" en la que sería nuestra Hucha de los buenos momentos. Por si acabáis de llegar al blog o no lo recordáis os lo conté aquí:


Finalmente hemos esperado hasta pasados Reyes para abrirla. Cada taco de papeles pertenecía a un miembro de la familia así que en esta última imagen de la hucha cerrada no sé si podréis apreciar la diferencia de gasto entre unos y otros, con lo que no estaba muy segura de si la idea habría resultado.




Me costó un poco abrir la hucha en cuestión, o sea, que elegí bien lo que pretendía: que no se pudiera abrir. Pero una vez conseguido empezó la emoción ¡Qué gusto ver tantos colorines!! 😃




Ya sabéis, teníamos que poner nuestro nombre, fecha y un buen momento del día. Como imaginaréis, a pesar de que se ve mucho montón, no todos los días cumplimos con la hucha, aún así os lo recomiendo de verdad y estoy por repetir este año aunque sólo sea para mi. 
Ha sido un año intenso, con pérdidas importantes y momentos no muy buenos, pero abrirla y comenzar a leer me ha dejado un buen sabor de boca. Lo he disfrutado y creo que alguno más en casa también. 
He confirmado lo que siempre digo (y me dicen) que soy de apreciar las cosas sencillas y pequeñas (En algún papelito tengo puesto como buen momento el estar "¡planchando sola y tranquila escuchando música!!!" No me lo puedo creer 😂😂)
 Hemos podido ver cómo algún día hemos compartido el mismo buen momento porque cada uno daba su versión y entre todos lo recordamos y nos reíamos de haber puesto lo mismo. 
He podido ver qué es lo que les ha hecho felices la mayoría de las veces ¡y hasta tienen algún día el ir a clase!! Se lo he recalcado para cuando se quejan y me dicen riendo: "Es que ese día no tenía otra cosa que poner" jajajaja
También me han sorprendido los de mi marido, del que no suelo hablar aquí, pero, aunque fue uno de los que menos papelines guardó, sí que me sorprendieron para bien.
Además de todo esto, una vez leído, he enviado algunos whatsapp a personas que hicieron posible alguno de esos buenos momentos ahorrados (no a todos, que lo sepáis si no os ha llegado) y su reacción ha sido un nuevo regalo esta vez para el 2017. Después de todo, tampoco solemos dar las gracias a menudo a los que nos han permitido disfrutar de su compañía para recordar ese instante como un "buen momento".

Os dije que os contaría los resultados y aquí están. Aunque hayan pasado los Reyes os invito a ahorrar buenos momentos de alguna manera. Quizá también os puede servir como un regalo de cumpleaños diferente, insistir en que lo hagan. Aunque no sea todos los días, durante un año, por pocos que guardes apuntados siempre será más que si lo malo no te deja ver que también ha habido momentos que merecieron la pena. 
Quizá si estáis pasando un mal momento no os apetezca, pero recordad que lo mío no surgió en el mejor de los momentos y, tal vez, en los momentos difíciles puede ayudarnos incluso más, para así aprender a apreciar lo verdaderamente importante y conocernos un poco más, conocer qué es lo que nos hace felices más a menudo para darle la importancia que merece a cada cosa.

Y hoy, no me queda más que desearos un muy Feliz Año Nuevo lleno de los mejores momentos. Que, aunque no los guardéis de esta u otra manera, los conservéis en vuestro recuerdo para no perder nunca la sonrisa. Disfrutad de lo bueno de vuestros hijos e hijas y sigamos haciendo lo posible porque sean respetados, entendidos y atendidos como necesitan.

(Por cierto, mi regalo de este año ha sido diferente, libros para todos, pero creo que os hablaré de los que llegaron para mis hijos porque parece que han sido un éxito)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...