domingo, 8 de noviembre de 2015

Los hombres se educan entre sí

Imagen tomada de internet

Hace unos días compartí en el facebook de este blog un artículo que hablaba sobre
(podéis leerlo pinchando sobre la frase y se os abrirá en una ventana nueva)

En principio no le di importancia, o no me lo tomé como un ataque a los maestros, pero uno de los seguidores con su comentario me hizo releerlo y reflexionar. Al igual que él, no pienso que "la culpa de todo sea de los profesores", pero sí es cierto algunas de las cosas que dice el artículo como que falta formación.

Según José Antonio Marina, encargado de elaborar el Libro Blanco sobre la profesión docente,
  "En España nuestros profesores están desprestigiados, viven aislados y han perdido la pasión por su trabajo, mientras fallan la selección y la formación y falta de liderazgo en los directores" 

La pregunta podría ser quién tiene prestigio hoy en nuestro país y quién no ha perdido la pasión, en cualquier profesión, porque según están las cosas creo que no abundarán las personas motivadas y felices con sus trabajos. Pero hablamos de educación y, como bien decía ese lector:
  "La calidad educativa es un reflejo de la cultura de un país y en este de eso hay más bien poquito, empezando por los que mandan."

No creo que "los incentivos económicos" sirvan para que mejore la calidad educativa de nuestro país, todo se basa en el dinero y quieren que esto también ¿así pretendemos conseguir mejor educación? .
Habla de "secretismo en el aula" por lo que los maestros no pueden ver lo que hacen otros compañeros...En esto también diría que jamás se supo tanto del trabajo de otros maestros. Muchos comparten sus tareas, sus actividades, sus clases en blogs, webs, internet, incluso hay casos (pocos es verdad, pero los hay) en que los padres pueden ver vía online a sus peques en clase, así que ¿secretismo?. Quizá el lector tenía más razón y más de uno debería pasar por las aulas.

Es cierto que están desprestigiados, algunos no vamos a negar que porque lo merecen, pero todavía no he escuchado una mala palabra de esos maestros que se preocupan, que intentan lo mejor y que, luchando contra todos en muchos casos, contra padres y compañeros, consiguen lo más importante, que sus alumnos aprendan, se sientan bien y de este modo saquen lo mejor de sí mismos y además logran compañerismo y cooperativismo entre sus alumnos.

El profesor siempre ha estado desprestigiado (hace años era en ocasiones respeto hacia los buenos y miedo hacia los que se basaban en aquello de "la letra con sangre entra") porque los padres y la sociedad solo han pensado en sus vacaciones pero, como ya dije en alguna otra ocasión, muchos papás y otros personajes, deberían entrar en un aula, pongamos de 25 niños, de 3 añitos (algunos 2) y a ver como consiguen mantenerlos durante 5 horas "entretenidos" como ellos dicen, "jugando" que, para los que no lo sepan es la mejor manera de aprender, enseñándoles "4 cositas", descubriendo las necesidades de cada uno de ellos, teniendo que "contar las veces que tosió mi hijo" (recuerdo que hay 25 en clase) limpiando mocos, vómitos, caquitas, abrochando botones y todo mientras los otros que están clase se comportan, no se aburren.....Y pongo el ejemplo de infantil con toda la intención porque estos maestros, quizá en ocasiones más preparados todavía que los demás, son los más desprestigiados aún. Y también podríamos hablar de las horas que se pasan en casa preparando esas clases, porque esas 5 horas de CADA día no son improvisadas y hay mucho que hacer.

No podemos pedir que padres y maestros eduquen para un mundo mejor si, nuestros niños incluídos están viendo como funciona esta sociedad. ¿Por qué se deprimen niños con ¡11años!!!? ¿Por que los padres están desesperados en muchas ocasiones? ¿Por que los profes están cansados, hartos y desmotivados? ¿Por qué están, estamos todos aburridos? 

1º. Falta conciliación laboral, padres que no pueden estar porque esta sociedad nos ha creado necesidades de mentira (algunos dirán que nos las hemos creado, y quizá tenga razón porque somos tan tontos de pensar en aquello de "cómo él lo hace", "cómo él lo tiene"...Ahora con la crísis, lo bueno para algunos es que nos hemos dado cuenta de cuantas cosas no son realmente necesarias y como da igual que otro lo tenga o lo haga porque tú no puedes, ya no tienes problema). Otras veces el exceso de presión. Nuestros padres y abuelos no se pasaron 20, 25, 30 o más años para pagar esos "hogares dignos" a los que todos tenemos derecho según la constitución.

2º Falta creer los unos en los otros. Nadie confía en nadie por esta competitividad en la que educaron antes. Deberíamos fijarnos en lo que se falló e intentar mejorarlo. No buscar culpables sino soluciones, pero soluciones eficaces en las que se escuche a los implicados. Y sí, habrá desacuerdos, pero ellos, nosotros porque los padres también, somos los que deberíamos ser escuchados porque la educación es más que la política y no tendría que ver en absoluto con ella, porque de una buena educación surgirán los políticos de mañana, los que nos gobernarán, y está visto que la educación que recibieron los que están ahí también fue bastante equivocada.

3º Falta conocer, escuchar y atender a los niños. Creer en ellos porque no son animalitos de compañía ni pequeños ignorantes. Están en el mundo observando todo, observándonos a nosotros que somos su ejemplo aunque no nos demos cuenta. Nos quejamos de que hoy no saben jugar, de que no salen, de que están todo el día a las pantallitas pero ¿les hemos enseñado a jugar? ¿les sacamos o dejamos salir a jugar libremente con sus amigos? ¡Ah no, que ahora hay muchos peligros!!! Y luego compartimos miles de veces los peligros de los que fuimos a EGB ¿no somos un pelín absurdos a veces? Están solos en casa y las pantallitas es su medio de comunicación con sus compañeros y amigos, la manera de jugar ha cambiado. También nuestros padres decían que no teníamos ni idea de jugar. ¿Por qué no nos paramos a pensar de vez en cuando? Porque estamos muy preocupados, si tenemos trabajo porque estamos cansados y si no lo tenemos igual porque esto desgasta tanto o más.

4º Lo que hemos visto hasta ahora, y lamentablemente seguimos viendo en muchas ocasiones desmotiva a cualquiera. ¿Cómo pretendemos que los maestros y padres pidan a sus alumnos que se esfuercen para el día de mañana si hoy estamos viendo que muchos de los que se esforzaron y no tienen influencias, tienen que vivir "de lo que pueden" o tienen que irse lejos de sus familias y amigos no con la intención de mejorar, no como una oportunidad, sino como una necesaria obligación para poder SOBREVIVIR? ¿Cómo pretendemos que se aprendan tantas cosas "útiles" como idiomas (que por cierto, en muchas ocasiones aprenden mejor que nosotros gracias a esas pantallitas) si los que nos representan no saben casi hablar nuestro propio idioma?  ¿Cómo queremos lograr un futuro mejor con este presente tan absurdo que están viendo? Y sinceramente, tengo la certeza de que será mejor porque hay muchos jóvenes hoy en día que son mejores que nosotros, ese es mi consuelo. Pero tampoco estoy de acuerdo en que tengamos que esperar a que ellos lo arreglen. 


He llegado a escuchar que los niños de altas capacidades son algo así como regalos venidos del cielo para salvar esta humanidad ¿No os parece demasiada responsabilidad para unos niños y demasiada cara dura para unos adultos que de esta manera se lavan las manos como Poncio Pilatos y así no creen que tengan que hacer nada porque ellos con su "magia" lo solucionarán todo?

Seamos un poco lógicos. Educamos todos en sociedad como bien decía Freire. No lo olvidemos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...