jueves, 8 de octubre de 2015

Como desarrollar la inteligencia de tu hijo


Hace tiempo algunas mamás me escribían preguntándome cómo podían estimular la inteligencia de sus bebés. Hace unos años hablé un poco sobre la estimulación temprana (que es diferente del aprendizaje temprano) en esta entrada: Glenn Doman
Tengo que reconocer que, al principio, cuando me preguntaban esto casi me enfadaba. Pensaba; "¿Pero no me están leyendo? ¿No ven todos los problemas que tenemos y que el mundo no está preparado? ¿No se enteran? Listos sí, pero superdotados no mujeeeeer".
 

Imagen tomada de
 http://www.institutomarques.com/jpg/babypod.jpg




Por supuesto en ese momento no contestaba, no sé si a alguien le llegué a decir que mi blog no trataba de eso, ya no recuerdo. El caso es que después, cuando intentaba ver las cosas desde otro punto de vista pensaba: "Es normal que las mamás quieran lo mejor para sus hijos. Tú es que lo ves desde tu punto de vista y claro. Cada uno tiene derecho a decidir cómo educa, enseña, o incluso estimula a sus hijos o bebés", pero ayer en la radio escuché algo que ya me acabó de sorprender en todos los colores posibles yo creo: El babypod, casi nada. Os cuento y luego os enlazo un artículo en que lo explican con vídeo incluido.


Supongo que, al menos de mi generación en adelante, habéis escuchado eso de poner música cuando estás embarazada para estimular al feto. Normalmente recomiendan a Mozart sobre todo. Sé que hay muchas mamás que ponen auriculares sobre su barriga para que el futuro bebé escuche. Bien chicas, olvidaros de eso porque ahora dicen que NO se consigue nada. Me voy a dedicar un BRAVO por mí, ya que me lo tomé desde el principio de otra manera que ahora os contaré, pero lo primero es el nuevo invento.
Al parecer, al poner los auriculares las "muchas capas y muy gruesas" de la pared abdominal, hacen que el sonido llegue como un susurro y los bebés ni se inmutan, así que se les ha ocurrido la brillante de idea de meter el sonido dentro. Sí, sí, como leéis. Han inventado un altavoz de silicona que se introduce en la vagina y del que cuelga un cable que se conecta a un reproductor musical y lo han probado en un millar de mujeres aproximadamente comprobando que los fetos suelen mover la boca e incluso la lengua cuando les enchufan el asunto. Lo que ellos cuentan mejor lo leéis en este artículo:

Música en la vagina para estimular al feto durante el embarazo


¿Sorprendidas? Apuesto a que se venderá como churros y, aunque yo no estoy por el invento, respeto lo que cada una decida por supuesto. Es cierto que, la opción de poder saber si el feto oye o no no está mal pero ¿qué harán en caso de que no oiga a esas alturas de embarazo? En fin, que se irá viendo porque esto no ha hecho más que empezar: la estimulación fetal. No sé si decir a los maestros que os preparéis para las nuevas generaciones o a los papás y mamás que os preparéis para el fracaso escolar de vuestros hijos porque creo sinceramente que esto ya es pasarse.

Ahora lo mío. Sí, lo reconozco, yo ESCUCHÉ música de Mozart y otros clásicos cuando estaba embarazada, pero la escuché yo. Esa, conscientemente porque también escuchaba la radio, la tele, los coches de la calle, y la música que me gustaba y apetecía, pero claro, decían que era bueno poner los cascos (auriculares) en la barriga y a mi eso me parecía un poco tontería, así que prefería tumbarme relajada y escucharla yo. Reconozco que en ese momento descubrí que a mi hijo mayor le gustaría la música, lo fui viendo después de que nació, y ahora está más que comprobado que es su auténtica pasión. También lo hice con el peque y le gusta, pero por ahora no del mismo modo que a su hermano.
Recuerdo en una ocasión escuchando una melodía que me gustaba, "Para Elisa" de Beethoven (llevaba un ratin escuchando más música clásica, pero esa me resultaba especial siempre), en ese momento, el señorito que yo tenía dentro se dio una vuelta completa que no veas y que yo no puedo olvidar porque pensé que me salía por la boca (con perdón) y creo que a partir de ahí fue cuando se colocó en posición de salida. Pero como os digo, no eran los auriculares, no sé si él podía escuchar la música (en ese momento pensé que sí) o era que le transmitía lo que yo sentía y eso le hacía...¿girarse? Por eso mi bravo a mi misma del principio, porque sigo pensando que la mejor estimulación es querer a nuestros hijos como son, disfrutar en lo posible cada momento...no voy a decir disfrutar del embarazo porque desde que yo estuve así cada vez que veo a una futura mamá se me revuelve el estómago :P
Jugar con ellos, dedicarles el tiempo que podamos pero disfrutando con ellos, escuchándoles, dejando que sean ellos los que nos pidan a qué jugar, animándoles a observar las pequeñas cosas...aunque aquí creo que fueron ellos los que me ayudaron a fijarme mucho más. Creo que ya os conté también como observaban el movimiento de las hojas mecidas por el viento, el agua del río correr, etc, etc....y como conseguían de este modo que yo también me parase a observarlo y llegara a relajarme.
En fin, que sí que hay formas y maneras de estimular a los peques pero que, como dije hace años en la entrada que os puse arriba, al peque por estar más ocupada con dos hijos no le hice prácticamente nada y su CI resultó más alto. Eso sí, cariño y mimos les di todos los que pude y más porque siempre he sido cariñosa con todos los niños (yo creo que incluso con los adultos, jejeje) y siempre decía: "¡Cómo no voy a serlo con los míos si son mis tesorines!!" 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...