jueves, 14 de febrero de 2013

El amor



Que mejor día que este para hablar del amor. Sí, el amor ha entrado en nuestras vidas...bueno, en realidad lleva entrando y saliendo desde la guardería, pero esta vez parece....un poquito más amor. Es lo que tiene la "bebescencia" como decimos en casa.

Ayer el mayor me pidió que le pasara por el mercadona para comprar una de esas cajitas con 5 bombones a 1 € ¡Esto va en serio, con regalos y todo!!! El peque me dijo:
- ¡Mamá, qué tonto, gastarse el dinero en chicas!
-¿Verdad hijo? Pero como está enamorado...¿sabes qué? Que mañana nos compramos otra para nosotros, para papá, para ti y para mi, que aunque no tengamos novias nos merecemos los bombones.
-¡Vale mamá, eso! :)

Por supuesto de esta conversación el mayor no tiene ni idea, sólo que nos íbamos a comprar los bombones para nosotros.
Sé que debemos respetar, esto es fundamental si queremos que nuestros adolescentes sigan hablando con nosotros, los padres. Y además, yo me tomo estas cosas muy en serio, peor, me asustan. Sí, llamadme hipocondríaca pero yo sé lo sensible que es mi hijo y cada vez que se enamora temo el momento en que la cosa se acabe por miedo a su reacción. Hasta ahora hemos tenido suerte, las cosas se han ido acabando y hablábamos de niños, pero esta edad empieza a ser un poco "peor".
La verdad es que es genial su ilusión y soy feliz porque lo disfrute pero siempre, siempre dejando un poquito de "razón" por si acaso. Quizá he sido un poco mala madre en este aspecto porque siempre le he dicho que tenga cuidado, que a veces puede no ser correspondido, que a veces las cosas se acaban aunque parezcan maravillosas...no sé, como me da miedo que sufra (imagino que como a cualquier madre) prefiero avisarle aunque seguramente él, a su edad, piensa que son cosas mías y que él será muy feliz siempre en el amor. O quizá me equivoco y acabe siendo él, el rompecorazones. Pero de esto también le he hablado y he intentado hacerle ver el daño que puede causar. Es importante que sean empáticos, capaces de ponerse en el lugar de otro, para entender.
Creo que esta etapa es el reto de los padres. Personalmente pienso que en estos momentos se verá hasta qué punto lo hemos hecho bien o mal. Pienso que cuando son niños ponemos las bases, educamos...ahora quizá "sermoneamos", cosa que seguro es peor, pero quizá no soy la única que siente un poquito de miedo a esta fase.
Uno de mis retos era enseñarles a decir "NO", esa palabra mágica que les puede llevar a un lado u otro del camino. En fin, que iremos viendo poco a poco pero, para no ser aguafiestas ni nada por el estilo, disfrutaré por ahora de su sonrisa feliz y el brillo de sus ojos ;) (aunque veces nos desespere que esté en Babia)

Le he dicho que aproveche estos sentimientos para volver a escribir poesía como hacía, aunque sea a escondidas, o para escribir un diario, porque esto le ayudará a entender mejor lo que le pasa...Lo malo es que le hablé de mi viejo diario y ahora quiere echarle un vistazo :S


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...