martes, 5 de febrero de 2013

Conversación en la cena



Estábamos cenando esta noche y conversando sobre diferentes cosas como las posibilidades del futuro, que habrá muchas salidas con la informática y esas cosas y mi hijo mayor nos dice:

-Pues yo cuando sea mayor quiero que me congelen

Nos quedamos un poco sorprendidos y yo le pregunté medio en broma medio en serio:

- ¿Vivo o muerto?

Y él contestó que vivo por supuesto para que así después lo despertaran en unos años porque "molaría" ver la diferencia. Yo le dije que las cosas congeladas también caducan y que seguramente se moriría, pero él siempre tiene respuesta:

-Me trasplantan el corazón y luego me lo ponen otra vez
-¿Y cómo hacen para que siga funcionando? ¡Ah, claro, se lo pueden trasplantar a otra persona y cuando ella muera te lo devuelven!!! 

Esta es la prueba de que nuestros hijos nos hacen ver las cosas de manera diferente. ¿Os imaginas que realmente sucediera esto alguna vez???? No sé si sería bueno :S

Sinceramente....creo que no me gustaría vivir esa experiencia de ver a mi hijo congelado y sin corazón para que lo despierten cuando yo no esté...habrá que tener la mente abierta pero esto.....

Y así van pasando los días en mi casa....


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...