lunes, 7 de mayo de 2012

La música

La música siempre ha estado presente en la vida del mayor. Desde antes de nacer... Recuerdo que estando embarazada, al ser el primero, hice lo que prácticamente todas las mamás primerizas, leer y leer y leer... En una de esas decían lo importante que era la música para los bebés y a mi, la verdad, me gusta la música de siempre y me relaja o me evade. Un día, por casualidad, encontré este CD, ni siquiera recuerdo dónde lo compré, con 17 clásicos: Mozart, Beethoven, Haendel, Vivaldi, Bach....







Estaría embarazada de 6 o 7 meses y decidí tumbarme un rato en el sofá a escucharlo. Estaba sola, bueno, con mi hijo en mi vientre así que mejor diré "estábamos" y me relajé empezando a escucharlo. La verdad no pensé que fuera a pasar nada, simplemente iba a ver si me gustaba y, por supuesto no puse los auriculares o cascos en la tripa cómo leí en algún libro. Me parecía exagerado, además en ese momento era yo la que quería escucharlo. Lo que a mi me gustaba pensar era que el que yo estuviera tranquila le venía bien al bebé.  
Sonó primero un Allegro de Mozart...y entonces llegó una de mis favoritas : Para Elisa de Beethoven.....
Ahora mismo la estoy escuchando de nuevo. Ufff, ¡qué momento!, nunca lo olvidaré. Sentí como mi chiquitín se daba, yo creo que una vuelta completa en mi vientre..no sé si para escucharla mejor o qué...Total, descubrí que era cierto, la música estaba ahí para él...Creo que fue la primera vez que disfrutamos juntos de algo y, ya veis, antes de nacer. ¡Una experiencia inolvidable! ¿Tendría esto algo que ver con su alta capacidad, con si será genética o vendrá impuesta por los acontecimientos? Qué más da, lo importante fue esa sensación. 
Cuando nació y fue creciendo seguíamos escuchando música y yo bailaba con él en brazos, le encantaba...creo que a cualquier niño le encanta la sensación de bailar en brazos, girar, saltar...sentir la música y el movimiento y además la sonrisa y el cariño de quien lo tiene cogido. Ya no era música clásica, daba lo mismo, música que me gustaba, música para niños, la radio....
Recuerdo que con año y medio más o menos, eran las fiestas del pueblo y había una orquesta de esas típicas. Lo llevamos un rato y empezó a bailar así a saltitos, como hacen los peques y no podía parar. La gente lo miraba y decía: "Mira que marcha tiene, cómo se nota que le gusta la música". El pobrecín ya no podía más, lo veías que tenía sueño y no podía parar de bailar, es como si la música le dominara.
Así fue creciendo y creciendo y empezó a gustarle la batería. Sí, nada que ver con lo clásico, pero música al fin y al cabo. Luego la guitarra eléctrica y yo le incliné más por ella por "comodidad" ¿Os imagináis el sitio que necesitaría yo para una batería y el escuchar todo el día el pom-pom de las baquetas?? Uff...le convencí, pero al final he tenido que prometerle que le dejaré aprender también cuando sepa lo suficiente de guitarra...aunque la verdad, no creo que le cueste mucho, es más, apostaría que si le dejase casi sabría tocarla porque es escuchar una canción en la que suene este instrumento y realiza los movimientos de las manos tal cual...da la sensación de que todo coincide...al final acabará tocando la batería.
Hoy en día sé que la música siempre formará parte de su vida, que será uno de sus mayores hobbies porque nada más que puede se va a su habitación a tocar la guitarra, porque siempre está escuchando música, incluso para hacer los deberes. Yo le pregunto que cómo puede concentrarse así y él dice que es al revés, que sin la música no puede.
Así que a disfrutar de la música :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...